Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Susurros de México

Hacia la sierra

Sale la misión de la capital, en grandes camiones llenos de libros, de herramientas agrícolas, de semillas. Dejan atrás a meseta de Anahuac, esa suave perfección geográfica, donde la vida es bondadosa; van adentrándose lentamente, pasan pequeñas ciudades, divulgando "la buena nueva"; siguen por caminos todavía civiles, hasta entrar en la sierra, ceñida de bosque, y detenerse en la aldea que se ha escogido.

Los naturales ven llegar con curiosidad, pero sin asombro, la comitiva extraordinaria. Saben que su país se está rehaciendo y tiene la agitación de una fragua que ahora calienta a la Patria desde el centro hasta las extremidades. Después de los años porfirianos, en los que el indio dio su tributo, silenciosa e irónicamente, sin preguntar nada, se han transmutado los valores, se ha hecho una volteadura total de ellos. El Gobierno legisla para el campo, y ha empezado algo así como la vinificación de la sierra, que se incorpora a la nación viva. Comitivas de ingenieros, que hormiguean por los campos, trazando la red de caminos; dirigentes agrarios que van de aldea en aldea, dando conferencias agrícolas; Vasconcelos y De Negri, llegando a explicar a la indiada la política educacional y agraria.
 
Autor: Waldemar Verdugo Fuentes

 

 

Redes sociales