Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Susurros de México

Requiem por Anthony Quinn




Hijo de Francisco Quinn y Manuela Oaxaca, su nombre real fue Antonio Rudolfo Quinn Oaxaca; nació el 21 de abril de 1915 en Chihuahua, México, y se devolvió a la distancia el 3 de junio de 2001 en Boston, Massachusetts, Estados Unidos. Fue un hombre dotado de un singular humor y se casó en tres ocasiones: después de divorciarse de Katherine De Mille, en 1963 contrajo matrimonio con la diseñadora de vestuario Yolanda Quinn. Después de 31 años de enlace, Quinn volvió a casarse en 1997 con su tercera esposa, la que fuera su secretaria personal Kathy Benvin, que lo acompañó hasta el final. Durante el siglo XX es el más importante de los intérpretes latinoamericanos que ha intervenido en el cine de Hollywood (fue intérprete en más de 150 películas): por "Viva Zapata" (1952), un film de Elia Kazan protagonizada por Marlon Brando, la actuación de Quinn sería merecedora de su primer Oscar, el trofeo de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.

 




Con la personificación del pintor Paul Gauguin, amigo de Vincent Van Gogh, logró su segundo Oscar por su magistral actuación en "El loco del pelo rojo" (1956) de Vincente Minnelli. Volvió a ser nominado al Oscar por ¿Viento Salvaje¿, 1957, dirigido por George Cukor, y nuevamente en 1964, cuando dirigido por Michael Cacoyannis interpreta ¿Zorba el griego", su personaje más universal. Para él, sin embargo, su papel más importante fue el de padre: tuvo 13 hijos. Anthony Quinn era un hombre humilde para quien la verdadera inspiración estaba en trabajar todos los días porque creía que trabajar era menos aburrido que divertirse. Creía que el descanso era cosa buena sólo para los muertos. Por eso se hizo un inmortal, y fue uno de los héroes que nos enseñaba sus hazañas en la sala oscura de un cine, donde los jóvenes aún se sueñan en sus películas y lo seguirán haciendo en el futuro más allá de nosotros en una sala de cine recién inaugurada en una estrella lejana.
 
 
Autor: Waldemar Verdugo Fuentes

 

 

Redes sociales