Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Antonia Guerrero

Los caminos de Antonia


La Catrina/La Catrina
 
Hija de un pintor mexicano y de una escritora canadiense, Antonia Guerrero Galbraith nació en 1946, en Filadelfia, Estados Unidos. Vivió su infancia en la Ciudad de México, al lado de su madre quien le procuró una estrecha cercanía con las artes. En este periodo inició estudios de danza clásica, los cuales interrumpiría ocho años mas tarde. Luego de una estancia de casi un lustro en Ontario, Canadá, volvió a México para, poco después, ingresar (1967) a la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM.

En 1969 se trasladó a Nueva York, y el trienio allí vivido fue de actividad intensa: estudiaba en el Pratt Institute, colaboraba en el taller litográfico Bank St. Atelier y, posteriormente, en el taller de litografía y grabado de Bob Blackburn, diseñado e imprimiendo su propia obra y realizando también la impresión de pequeñas ediciones para otros artistas. Esta época fue, asimismo, cuando empezó a exponer sus trabajos.

Después de viajar por Europa y tornar a Nueva York para integrarse al Movimiento Independiente Cultural de Latinoamérica (cuya finalidad era defender los valores artísticos y culturales de América Latina), en 1971 decidió regresar a México, donde se incorporó a un grupo de teatro experimental.

A la vez que desarrollaba y exhibía su obra pictórica y actuaba en diversas obras de teatro, a mediados de los setenta retomó la danza, pero no ya el ballet clásico, sino la danza contemporánea. Ademas de efectuar varias exposiciones individuales (entre las que destaca la presentada en el Museo de Arte Moderno, en 1978), en la segunda mitad de esa década participó con el grupo muralista urbano Arte Acá, en el barrio de Tepito, de la Ciudad de México, y se adentró en las culturas nativas de América, mas no con el interés del investigador social o del folclorista, sino con el afán de aprehender sus `elementos vitales dinámicos y esenciales´-como lo expresa ella misma-, lo que la llevó a sumarse a un grupo tradicional de danza de concheros, al cual pertenece desde entonces.
En 1983 diseñó el vestuario de la ópera Donna Giovanni, una adaptación de de la obra de Mozart, dirigida por Jesusa Rodríguez, quehacer que en los años subsecuentes continuaría en diversas obras de teatro, cine y televisión. Simultáneamente, participó en exposiciones pictóricas (individuales y colectivas) y efectuó estudios y entrenamiento dancísticos.

El arribo de los noventa y las nuevas tecnologías brindaron a Antonia otras posibilidades de expresión artística: la instalación multimedia y el performance. En 1992 realizó Espejo de ánimas, y en 1994, Malintzin, obra que recibió la beca del Fideicomiso para la Cultura México-Estados Unidos y que representó a México en el Festival Internacional de Teatro Joven (1996), en Sibiu, Rumania.

Poco antes había participado en la X Bienal Latinoamericana de Gráfica (1993), en Puerto Rico, y en la exposición Dibujantes mexicanas (1991). Asimismo, perteneció a la Compañía Púrpura de danza-teatro, para la cual, además, diseñó vestuario.

Aunque su trayectoria comprende distintas disciplinas artísticas, el eje de su obra se halla en la plástica, y más precisamente, en el dibujo, sobre todo en los años recientes. Al reunir imágenes digitales, fotografía, dibujo y objetos en relieve, articula un lenguaje donde se integran lo tradicional y lo moderno alternativo, lenguaje abarcador y mestizo en el que convergen los nutrientes múltiples de las artes que ha desarrollado.

Los caminos de Antonia son estéticos y espirituales, íntimos y colectivos, pertenecientes todos ellos a "una búsqueda amorosa de una nueva humanidad, de una nueva sociedad integrada", en continuo "diálogo con la naturaleza". Atenta a los sutiles mecanismos del cosmos, a lo inmanente y lo mutable, resignifica las tradiciones sagradas de la América nativa, captura las formas de lo profundo en lo aparente, y construye así un discurso pleno, cuyo tejido proviene de la urdimbre misma de este mundo.
 

 

 

Redes sociales