Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Néstor Quiñones Principio Interior

La vida es para ofrenda, 1992


Técnica mixta/tela
173 x 136 x 11 cm


Ahora Néstor ha encontrado una fórmula que se adecua a sus inquietudes; se trata del uso masivo de la transparencia. Sus cuadros han multiplicado los planos pictóricos. En lugar del tradicional lienzo de lino o manta, Néstor utiliza telas translúcidas, sint eacute;ticas en la mayoría de las veces, y las trabaja una sobre la otra como capas sucesivas y sobrepuestas. Como la malla de un mosquitero, esas telas se funden con otras imágenes, pintadas éstas sobre madera o realzadas con papel maché o relieves de madera. La base incolora del acrílico le permite pintar reflejos que, dependiendo del ángulo de la vista o de la luz, brillan en blanco, en verde o en rosa, igual que las manchas de aceite que flotan en el agua o a los destellos nacarados de las alas de un libélula. Con pigmentos sella -si quiere- la tenue película y la vuelve opaca e impenetrable. La madera -triplay o polines- le sirve como armazón y fondo.

 

 

Redes sociales