Sitios

Museos en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Museo de la Ciudad de México

Época Prehispánica



Las salas dedicadas a la época prehispánica muestran la forma de vida de los antiguos pobladores de lo que hoy es la Ciudad de México; desde los primeros asentamientos durante el preclásico como Cuicuilco, Tlatilco, Tlapacoya, etc., así como la evolución de estas poblaciones durante el período clásico y el mosaico cultural existente a la llegada de los aztecas en el postclásico. Gracias a los vestigios arqueológicos y a las fuentes como códices y escritos de algunos cronistas, podemos entender este período histórico de nuestra ciudad. Es por ello que aquí se exhiben materiales arqueológicos de la vida cotidiana y uso ceremonial como: metates, cajetes, cuencos, malacates, urnas, esculturas, sahumerios, así como reproducciones de códices y mapas. Asimismo se exhiben maquetas tanto de la cuenca como de la traza de México-Tenochtitlán que nos ayudan a visualizar su estructura.

Los aztecas fueron una de las muchas ordas chichimecas que migraron hacia la Mesoamérica prometedora. Después de un largo peregrinaje se establecieron en un islote dentro del señorío tepaneca de Azcapotzalco.

En un principio los mexicas fueron vasallos de éstos, pero con el tiempo hicieron alianzas políticas hasta lograr imponerse a Tezozomoc. México-Tenochtitlán encabezó una nueva triple alianza junto con Texcoco y Tacuba, la cual extendió su poderío desde la costa del Golfo hasta el Pacífico y rumbo al sur hasta el Soconusco.

 



Este crecimiento se llevó a cabo gracias a las guerras de expansión, obteniendo con ello tributos, además de asimilar la riqueza cultural de los pueblos sublevados. Al dejar los mexicas de ser tributarios y llegar a ser los señores dominantes de la cuenca, la ciudad cobra gran auge, manifestando su poder en las artes como la arquitectura y la escultura. 

La ciudad se conforma a partir de su centro religioso, donde se encuentran el Templo Mayor y hasta más de setenta templos dedicados a diversas deidades, todos ellos construidos con acabados de madera y prodigiosamente decorados con pinturas multicolores. De ahí parten cuatro monumentales calzadas que ordenan la ciudad en cuatro nauhcampan o barrios. La ciudad se expandió ganándole terreno al lago que la rodeaba. Ella estaba cruzada por canales y se transitaba por medio de canoas, tenía un acueducto el cual les surtía de agua potable desde Chapultepec. Su sistema de cultivo estaba constituido principalmente por chinampas, las cuales permitieron una buena producción agrícola.

México-Tenochtitlán se convirtió en un importante centro de comercio, con abundancia de productos de diversas regiones. Ahí se concentraban recintos religiosos, así como centros educativos que albergaban a artistas, sabios y sacerdotes.

Esta etapa de la historia de México concluye con la caída del imperio de Moctezuma Xocoyotzin ante los conquistadores españoles aliados a enemigos indígenas del imperio mexica.

 

 

Redes sociales