Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Juan Soriano

Sala II


El pato, 1970. 
Bronce. 55 x 37 x 44 cm.
Foto: Colección Familia Real de Bélgica.
 

Bronce. En su trabajo en bronce, el artista realiza figuras estilizadas, en cuyas superficies deja impresa las huellas de sus dedos, provocando en ellas una impresión terrosa y cálida que contrasta con la dureza del metal. 

En su escultura de los años ochenta, Soriano se inclina por las figuras esquemáticas, como lo vemos en El pato (1986) de cuerpo alargado y largo pico, o en El caracol (1991) de líneas predominantemente curvas que producen un movimiento giratorio.

 


El caracol, 1991. 
Bronce. 68 x 69 x 25 cm.
Foto: Colección Marek Keller.
 

En esta misma época, el artista muestra un gran interés por las formas monumentales, comenzando en 1987 con El toro echado para el parque Garrido en Villahermosa, luego La paloma de 1990 para el museo MARCO, Monterrey, La ola de 1991 para el World Trade Center, Guadalajara, de siete metros de altura; El Caracol para el Museo Amparo, Puebla, y en 1993 realiza la escultura monumental La luna para el Auditorio Nacional de la ciudad de México.

 


La luna, 1993. 
Bronce.
 
 
 

Fuente: Texto: Matilde Vargas H. Referencias: PITOL, Sergio. Juan Soriano. El perpetuo rebelde. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México, 1993 y MÁRQUEZ, María Teresa. Juan Soriano. Autorretrato. Bancomer, Grupo Editorial Planeta. México, 1987.

 

 

Redes sociales