Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Alberto Gironella

Pintura II


La muerte de Zapata, 1974,
Técnica mixta y collage en papel
fotográfico, 200 x 150 cm.
 

Más adelante, el artista se ocupa de las imágenes del tirano y del revolucionario, encarnados en Porfirio Díaz y Emiliano Zapata. Para la generación de la Ruptura, Zapata representó la pureza de la revolución, en oposición a la revolución que el poder político convirtió en imagen abstracta para sustentar sus discursos. Gironella retomará posteriormente la figura del mítico revolucionario para iniciar una serie de cuadros, como la importante exposición de 1972, realizada en la Sala Nacional del Palacio de Bellas Artes, titulada El entierro de Zapata y otros enterramientos, que surge del cuadro del Greco El entierro del conde de Orgaz. Sobre este tema realizó veinte variaciones y el cuadro principal es la metamorfosis de la leyenda del entierro del conde en la leyenda de la muerte de Zapata, que surge de los campesinos, quienes aseguraban que el caudillo no había muerto, y que se le veía cabalgar entre los plantíos de caña.

 


Infanta Margarita, 1990,
Óleo y collage en tela
150 x 120 cm.
Foto: col. Malú Block
 

La exposición fue montada en distintos rincones, a la manera de los altares de los interiores de las iglesias. A través de imágenes y objetos como palmas, costales de azúcar y fotos, Gironella desenmascara la historia oficial y entrega datos para replantear la historia.

El pintor también se interesa por los problemas plásticos e históricos de Castilla y se involucra en el mundo de la nobleza castellana, lo que deriva en una preocupación por Las Meninas de Velázquez y por aquella invención de Felipe II, el pudridero, donde los reyes permanecían durante diez años, después de lo cual pasaban al sarcófago de mármol del gran panteón. En las series de cuadros que pinta sobre la aristocracia española del siglo XVIII, comenzó a parafrasear a los pintores clásicos españoles de la época, retomando los temas de aquéllos, pero utilizando estructuras contemporáneas y llevando su estilo hasta el extremo.

 


Lot y sus hijas, 1984-87,
retablo
303 x 241.5 x 30 cm.

 

 

Redes sociales