Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Las diosas en los códices del grupo Borgia

Xochiquetzal


Xochiquetzal,
arquetipo de la mujer joven.
Vindobonensis, 32
Foto: Fig. 8


Otra diosa cuya importancia resalta en el Códice Borgia, y de la cual se tienen 44 representaciones, es Xochiquetzal "Flor de Quetzal, Flor Preciosa". Sería el arquetipo de la mujer joven en pleno potencial sexual. Xochiquetzal es la amante divinizada; diosa eminentemente femenina, su ámbito: el amor, la voluptuosidad, la sensualidad, el deseo sexual y del placer en general. Pero también su esfera de acción está en el juego, el canto, la danza, la alegría, las flores y, en términos generales, de todo lo que es hermoso. Asimismo, por obvias razones, preside la actividad artística de mujeres y hombres. Era patrona de los pintores, bordadoras, tejedoras, escultores y plateros42. Es factible que Xochiquetzal fuese la diosa de las mujeres pintoras que ejercían la profesión de tlacuilo "pintor, escribano" como lo muestra gráficamente el Códice Telleriano Remensis43.

En el Tonalamatl rige el día uno xochitl por lo que las mujeres que nacían en él tenían posibilidad de ser buenas bordadoras o, en el otro extremo, prostitutas.

 


Xochiquetzal,
arquetipo de la mujer
joven.
Borgia, 57
Foto: Fig. 9
 


Existe un mito que se refiere especialmente a la fuerza de índole sexual que representa Xochiquetzal y que puede ayudar a entender la simbología que entraña el nombre de la deidad, en cuanto que las flores son producto de sus genitales. El intérprete del Códice Magliabechiano así lo narró:

"Quetzalcoatl estando lavándose tocando con su mano el miembro viril, echó de sí la simiente y la arrojó encima de una piedra, y allí nació el murciélago, al cual enviaron los dioses [a] que mordiese a una diosa que ellos llaman Xochiquetzal -que quiere decir rosa-, que le cortase de un bocado lo que tiene dentro del miembro femenino; y estando ella durmiendo, lo cortó y lo trajo delante de los dioses y lo lavaron, y del agua que de ello derramaron salieron rosas que no huelen bien, y después el mismo murciélago llevó aquella rosa al Mictlantecuhtli y allí lo lavó otra vez, y del agua que de ello salió, salieron rosas olorosas, que ellos llaman suchiles (sic), por derivación de esta diosa que ellos llaman Xochiquetzal"44

 


Xochiquetzal,
arquetipo de las actividades artísticas
de las mujeres.
Borgia, 9
Foto: Fig. 10



Sus imágenes en el Códice Borgia son de lo más bellas, de acuerdo con las fuerzas que personifica el numen. La habilidad del tlacuilo nos permite gozar estéticamente de sus ornamentos, los cuales debían resaltar su feminidad. En la lámina 9 (fig. 6) la observamos con sus atavíos distintivos. Porta yelmo en forma de cabeza de quetzal que la cubre armoniosamente. De la parte de atrás del yelmo sobresalen dos penachos casi perpendiculares, el ome quetzalli "dos [penachos] de plumas preciosas ", adornados por estilizadas mariposas de papel; en otras representaciones (fig. 7) estos ome quetzalli aparecen como mechones erguidos propios del peinado de la mujer noble. Lleva nariguera de mariposa, yacapapalotl hecha de turquesa y orejera de mosaico del mismo mineral. De esta última pende una gran gema. Sus vestidos son suntuosos, ricos en color lo que denota el trabajo de bordado, tejido y plumería del atuendo que consta de quechquemitl "manto con cuello", "especie de capa en forma triangular propia de la mujer", cueitl, y manto con cenefa de caracolillos que, seguramente, se sostenía al cuerpo por medio de graciosos cordeles combinados en rojo y blanco, rematados con flores. Asimismo, al igual que Tlazolteotl se presenta sentada sobre el icpalli con asiento de piel de jaguar, el cual simboliza el poder, la jerarquía, pero sobre todo a la madre que protege, que ampara.

Concebida en el códice como pareja de dioses jóvenes entre los que están Xochipilli y Piltzintecuhtli; es también en la mitología, esposa de Tlaloc y amante de Tezcatlipoca. Se dice que ella realizó el primer acto sexual, toda vez que se formó de sus cabellos la primera mujer-diosa para que se casara con Piltzintecuhtli45, de cuya unión nació el dios Cinteotl46. En este contexto, la primera mujer no es más que un avatar de la diosa Xochiquetzal. En las fuentes documentales se hace frecuente alusión al traslape como diosa y primera mujer, lo cual ocurre con otras advocaciones de la Diosa-Madre.

 


Xochiquetzal,
arquetipo de la mujer joven en pleno
potencial sexual.
Borgia, 59
Foto: Fig. 11


Esta actividad amorosa hace de Xochiquetzal el prototipo y la protectora de las ahuianime "alegradoras" o prostitutas libres y de las maqui, prostitutas rituales, sacerdotisas compañeras de los jóvenes guerreros solteros47, a juzgar por la información disponible, las maqui llevaban su sacerdocio hasta el campo de batalla acompañando a los guerreros. La sociedad ritual que los vinculaba las llevaba a ofrecerse en sacrificio al aventurarse valientemente en los combates arrojándose a morir en ellos48.

Conviene apuntar el hecho que Xochiquetzal aparezca, al igual que Tlazolteotl, con características guerreras en la lámina 18 del Códice Cospi (Fig. 8). Se representa con un atavío diagnóstico izquixochitl "guirnalda hecha con flores de maíz tostado", chimalli o escudo, bandera, flechas y banda multicolor de guerra anudada a la cintura. Atavíos explicables a la luz del mito que atribuye a Xochiquetzal ser la primer mujer muerta en la guerra, "y la más esforzada de cuantas murieron en ella"49. Pero a su vez, morir en la guerra implica que la Diosa-Madre también fue la primer mujer sacrificada, ya que la guerra fue instaurada por los dioses en tiempos primigenios para que el sol tuviese, por medio de los sacrificios, su comida: la sangre y los corazones50.

 


Xochiquetzal,
arquetipo de las mujeres que
morían en la guerra.
Cospi, 18
Foto: Fig. 12

En cuanto a los aspectos mortuorios y de sacrificio que encontramos en Xochiquetzal, conviene distinguir que tales características son asumidas por otra de las advocaciones de la Diosa-Madre, Itzpapalotl como más adelante se tratará. Hagamos constar tan sólo que, Xochiquetzal tiene dentro de sus atribuciones la actividad amorosa y artística de la mujer. Además de ser el prototipo para la vestimenta y peinado de la mujer noble. Importante fue su culto, a juzgar por el número de representaciones en el Códice Borgia.
 
 
Autor: María de los Ángeles Ojeda Díaz, Cecilia Rossell

 

 

Redes sociales