Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Helen Escobedo

"Estar y no estar" (VII)


Malas noticias

Fotografías:Lourdes Grobet y Manuel Zavala y Alonso

 


Malas noticias
 

Previendo el acceso del humor melancólico en el organismo de sus visitantes, Escobedo inventó un Consultorio y dispensario, repertorio de los instrumentos y espacios que las pseudociencias médicas contemporáneas utilizan para que las energías del cuerpo recuperen la armonía, reflejos algo pobres de las nobles disciplinas médicas del pasado y del oriente y que hoy, algo incómodamente, ingresan al término "alternativa". Si bien la naturaleza institucional y universitaria del MUCA impiden el ingreso de practicantes de la masoterapia, la iridiología o a curanderos, no han sido pocos los visitantes y trabajadores que solicitan algún tipo de terapia, "limpia" o cura para sus malestares, principalmente anímicos. La posición de Escobedo ante la creación de este consultorio es, como en otras obras, algo ambigua; ¿dónde termina el humor y empieza la crítica, existirá aquí ironía o sarcasmo? Lo que parece claro es que la artista expone, hace evidente, una necesidad colectiva de ser curados, de encontrar un centro de quietud.

 


Malas noticias
 

Como mojonera de la muestra, a un lado del acceso del museo, se encuentra una pieza algo atípica. Se trata de un prototipo de transporte público, un taxi híbrido titulado Bici-vocho. Inspirado tanto en los bici-taxis que prestan servicio en el centro de la ciudad como en los taxis Volkswagen Sedan, pintados de "verde ecológico" y que son elemento inconfundible del concierto iconográfico de esta mancha urbana, el Bici-vocho, con su periscopio, tanque de oxígeno y otros accesorios más típicos y comunes (en México), propone una sonrisa sin afectación que contrarresta las amarguras provocadas por una situación crítica. Siendo que esta obra, que funciona efectivamente como vehículo cuando se pedalea con vigor, contiene piezas cotizadas en el mercado informal, se construyó una sólida reja de malla ciclónica para proteger al prototipo por las noches. Un día rezagado la reja no fue retirada y la artista consideró que su permanencia durante el horario de visita, a pesar de que impedía una mayor comunión entre público y obra y afeaba un poco el conjunto, representaba la realidad. Efectivamente, cada vez son más comunes esas rejas para proteger los vehículos, sobre todo en las unidades habitacionales, pero trágicamente hablan de la desconfianza y el temor mutuos. Ni modo, así están las cosas.

 


Malas noticias
 

Se escribía al principio de este texto del acto de interferencia como valor artístico. Toda acción artística genera, cuando es percibida como tal, la mencionada interferencia o alteración de nuestros parámetros cotidianos, aunque en diferentes épocas este fenómeno se interpretara de maneras distintas y se vinculara a experiencias rituales que en la actualidad no pertenecen a la esfera del arte, aunque sigan siendo pertinencias de lo que podríamos llamar experiencia estética.

 


Malas noticias
 

No son pocos los pensadores de la modernidad interesados en el estudio del arte -de Hegel a Benjamin, de Novalis a Jung- que han lamentado la merma, en su sentido trascendental, de este fenómeno de interferencia orientado hacia las artes y la imposibilidad del mundo moderno y su arte de convertirlo en ejercicio colectivo: pocas obras de arte pueden convocar el entusiasmo de una anotación de nuestro equipo en la Copa Mundial.

 


Malas noticias
 
En la década de los sesenta diversos grupos de artistas, bajo una estrategia que podría definirse como arte como interferencia, intentaron recobrar para el arte un sentido de trascendencia, al margen de las instituciones artísticas y llegando incluso a la conclusión de que el arte -como sistema, como institución, como convención- debía ser sacrificado en favor de la experiencia. Cuando se hace referencia a las influencias que ha asimilado la obra de Escobedo de las vanguardias y transvanguardias del siglo XX, generalmente se refieren a una aproximación formal o de procesos, pero no de actitud.

 

 

Redes sociales