Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Helen Escobedo



Fotografías:Lourdes Grobet y Manuel Zavala Alonso

 



Buena parte de la narrativa de Henry James contiene una dosis de paranoia latente. Si bien casi nunca aparece un fantasma -en el sentido "real" que esas apariciones acontecen en las historias de horror tradicionales- los personajes de James suponen apariciones paranormales, complots fraguados por sujetos, ambientes o conjurados por el pasado.

 



El lector es convocado a compartir o ser escéptico ante las suposiciones de los personajes, es seducido a sospechar que la realidad es un entarimado endeble construido por la conciencia, que en situaciones límites es obligada a construir y de-construir precariamente un tiempo presente a partir de memoria y expectativa. Sin ser, como en las novelas detectivescas, un campo lleno de evidencias, los escenarios de James aparentan los de un crimen, el ámbito que atestiguó un hecho que creó interferencia en la delgada telaraña del continuo espacio-tiempo.
Esta sensación ambivalente, producida por una voluntad de desajuste entre percepción y referencias de la memoria, la destila James de una tradición netamente anglosajona, podríamos incluso sugerir que es una obsesión que se convierte en patrimonio cultural de las islas británicas. Sin embargo, su relación con los dibujos que Helen Escobedo realizaba para el proyecto "Estar y no estar" me vino a la mente una vez que la artista me los ense¿ó en su ordenado estudio, corazón y vientre iluminado de su casa de la ciudad de México. No obstante que los dibujos son esbozos de trabajo para la realización de obras tridimensionales poseen en sí mismos un potencial, no tanto por sus cualidades plásticas evidentes -reflejo tanto de su inventiva como de su formación académica- sino por las posibilidades que sugieren. A riesgo de enemistarme con la creadora, creo que la instalación de las obras en el Museo Universitario de Ciencias y Artes, la muestra de ellas inaugurada en septiembre del año 2000, es una fase, intencionalmente efímera, de las ideas, configuradas en imágenes, latentes en los dibujos, reflejos a su vez de improntas visuales que asaltan a Escobedo en un aeropuerto, mirando el periódico, caminando por la calle, platicando con alguien.

 

 

Redes sociales