Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Francisco Toledo

Trayectoria


Retrato de Francisco Toledo
Foto: Graciela Iturbide
 

En 1940, nace Francisco Toledo, en Juchitán, Oaxaca. En los años cincuenta, inicia sus estudios artísticos en la gráfica, en el taller de Arturo García Bustos. Posteriormente ingresa al Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías del INBA, en la Ciudad de México. En 1959 exhibe sus obras en la Galería Antonio Souza y en el Fort Worth Center, en Texas. En 1960 expone fuera del continente americano por primera vez, con trabajos casi exclusivamente gráficos. Viaja a Europa a estudiar algunos años y pasa por el taller de grabado de Stanley Hayter en París. En 1965 vuelve a México y trabaja en pintura, con técnicas gráficas, además de realizar escultura, cerámica y diseñar tapices con los artesanos de Teotitlán del Valle, en Oaxaca. En 1977 vive un tiempo en Nueva York, regresando entre 1981-1982 para hacer cerámica. Continúa produciendo en Cuernavaca, en la Ciudad de México y en Oaxaca hasta 1984, cuando se instala en Barcelona y París, donde continúa produciendo en diversas técnicas. 

En la última década, el artista de origen zapoteco se ha dedicado a promover y difundir la cultura y las artes de su estado natal, Oaxaca, donde actualmente reside. Dentro de este contexto, fundó Ediciones Toledo, que en 1983 publicó el primer libro, y en 1988 creó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO). Hay obras suyas en los Museos de Arte Moderno de México, París, Nueva York y Filadelfia, en la New York Public Library, la Tate Gallery de Londres y la Kunstnaneshus de Oslo, entre otras importantes colecciones. Ha ilustrado varios libros y ha participado en numerosas exposiciones colectivas e individuales en ciudades como Nueva York, Londres, París, Ginebra, Oslo, entre otras.

 



Toledo regresa a su país habiendo asimilado su experiencia y aprendizaje en Europa, y se incorpora a lo "mexicano", desde una nueva perspectiva ideológica y estética. Desde un inicio, fue considerado un pintor independiente que no se involucró con las temáticas nacionalistas, que representaba la Escuela Mexicana. Sin embargo, se le ha asociado al movimiento de la "ruptura" surgido en los años cincuenta, aunque siempre manteniendo su carácter fundamental de pintor autónomo.

El mundo flotante del grillo


Con los ojos bien abiertos al enigma
vemos que las formas no son nuestras



No es nuestro el espacio ni el tiempo
ni son nuestros los frutos que se encienden
en las ramas curvadas o enhiestas



No es nuestra la transparencia del deseo
ni las alas del grillo ni su canto
ni siquiera el vuelo de las hojas secas



Si acaso hay algo nuestro ¡Es un misterio!
La pasión del canto con el azoro a cuestas


(Extraído de Francisco Toledo/Alberto Blanco, Canto a la sombra de los animales, Galería López Quiroga, 1988)
 
 
 

Fuente: Investigación y textos: Daniela Cuéllar 
Referencias bibliográficas:
Erika Billeter, Francisco Toledo, Catálogo Galería Arvil, XXV Aniversario, México, 1996.

Alberto Blanco, y Francisco Toledo, Canto a la sombra de los animales, Galería López Quiroga, 1988.
Luis Cardoza y Aragón, Toledo, Pintura y Cerámica, Archivo Galería de Arte Mexicano, Ediciones Era, México, 1987. (Sólo fotos)
Andrés Henestrosa, Los hombres que dispersó la danza, ilustraciones de Francisco Toledo, fotografías de Graciela Iturbide, editado por Carla Zarebska, México, 1995. (Sólo fotos)
Sylvia Navarrete, "Los insectos en el arte contemporáneo", en Artes de México, Nueva Época, Núm. 11, Primavera, 1991. (Sólo fotos)
Matilde Vargas Hernández, La cerámica: una pauta hacia la tridimensionalidad en la obra de Francisco Toledo, Tesis de Licenciatura en Historia del Arte, Universidad Iberoamericana, 1996.

 

 

Redes sociales