Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Fernando Aceves Humana Para Difuntos

VI


Chinameca, 1995
Óleo sobre tela, 150 x 200 cm
 

En la obra de Fernando Aceves la movilidad, la inconformidad en términos de formato, colores o esquema de representación, configuran el proceso mágico de la invocación, del sortilegio buscado a través del establecimiento de una ritual sagrado. A fin de cuentas, es la magia y su nivel sagrado lo que distinguirá la obra de la simple ilustración.

El artista generará la magia que puede convertir la representación en un acto sagrado. La búsqueda de esa magia es, a fin de cuentas, el descubrimiento a través del nombre de aquello que es innombrable. Vale aquí recordar la invocación de José Angel Valente:

Deja que llegue a ti lo que no tiene nombre: lo que es raíz y no advenido al aire: el flujo de lo oscuro que sube en oleadas: el vagido brutal de lo que yace y pugna hacia lo alto: donde a su vez será disuelto en la última forma de las formas: invertida raíz: la llama.

Salvador Alanis

 


Sopor, 1999
Óleo sobre madera, 25 x 25 cm

 

 

Redes sociales