Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Fernando Aceves Humana Para Difuntos

I


Epidemia y sabios
Oleo sobre tela, 60 x 60cm, 1999
 

Lo fantasmagórico tiene también una fuerza poética de sí; las imágenes que nos evoca son demasiado intensas en ocasiones, señalando realidades o hechos terribles pero, de forma un tanto cuanto depurada o limpiada. La trastocación del orden o el contexto, así como la ambigüedad que los fenómenos "sobrenaturales o fantasmales" tienen, le dan a elementos comunes, o al menos presentes, en nuestro tiempo un carácter.

¡Dioses del Olimpo!

La muerte nos mira.

Luis Felipe Vergara Mendoza

 


Ora se lo acaba
Oleo sobre masonite, 40 x 50cm, 1999

En busca del hombre perfecto

En El nombre en la punta de la lengua, Pascal Quignard nos cuenta la historia de una costurera enamorada del sastre del pueblo. El sastre le pide como condición para entregarle su amor, que teja un cinturón idéntico al que usa, el cual tiene bordados extraordinarios. Después de intentos desesperados, la mujer se rinde al descubrirse incapaz de cumplir con la prueba. En medio de su tristeza, un hombre vestido de blanco aparece en la noche en su casa y le ofrece un cinturón que se réplica fiel del que pertenece al sastre; el requisito para tenerlo es que, al cabo de un año, el viajero regresará a buscar a la mujer y ella tendrá que recordar su nombre: Heildebic de Hel. Si ella olvida el nombre, el viajero la llevará con él para siempre, abandonando todo cuanto es suyo: su casa, su felicidad, el hombre que ama. Con esta historia, Quignard construye una fábula donde ejemplifica la obsesión por encontrar la palabra perfecta que represente la realidad y la conjure. Nombrar a Heildebic de Hel es vencerlo, despojarlo de su poder mortal, desvelar su identidad, apropiarse de su fuerza.

 


Confesión
Oleo sobre masonite, 40x50cm, 1999

 

 

Redes sociales