Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Frida Kahlo

Frida en los años treinta

 
Frida y Diego viven en Cuernavaca mientras Diego realizaba el mural del Palacio de Cortés. Posiblemente es en esa época que sufre su primer aborto.


Posteriormente la pareja se marcha a los Estados Unidos, estancia que se inicia en San Francisco y después en Detroit, para finalmente instalarse en Nueva York. Es en esa ciudad que realiza su obra My dress hanging there, cuadro que preludia la obra contundente llena de símbolos que realizaría posteriormente. La influencia de los exvotos, lo popular, lo religioso y los símbolos mexicanos sellarían su obra.

En 1934 regresan a México y se instalan en el estudio de la calle de Altavista construido por Juan O'Gorman, en San Ángel. Sufre otro aborto y es operada del pie derecho; el proceso de desfiguración de su cuerpo es constante y eso se refleja en las obras que va realizando. Diego Rivera tiene un romance con su hermana, Cristina Kahlo, hecho que la sume en una depresión tremenda. Se separa de Diego y se marcha sola a Nueva York.

 


El difunto Dimas Rosas a los tres años de edad, 1937
Óleo sobre madera,
48 x 31 cm
 

Frida regresa a México continuando con su obra y es en 1937 cuando León Trostky y su esposa Natalia llegan a México; Frida va sola a recibirlos al Puerto de Tampico. Se instalan en su casa de Coyoacán, conocida como la Casa Azul. Ese año es uno de los más prolíficos de Frida Kahlo, produciendo obras como Mi nana y yo, El difunto Dimas, Mis abuelos, mis padres y yo, así como varios autorretratos. Su problema con la bebida se hace evidente.

1938 es el año en que llega a México André Breton, con una mirada predispuesta a encontrar el surrealismo en este país, y con Frida no es la excepción; inmediatamente la circunscribe como parte de la esencia del movimiento y le escribe el ensayo Un listón de seda alrededor de una bomba. Esta etiqueta de surrealista a la obra de Frida Kahlo, es una de las 'equivocaciones' que se han continuado entre el público masivo con respecto a su clasificación y entendimiento, baste citar sus propias palabras: "...pensaron que yo era surrealista, pero no lo fui. Nunca pinté mis sueños, sólo pinté mi propia realidad".

 


Autorretrato con mono, 1938
Óleo sobre masonite 
40.5 x 30.5 cm
 
Es en ese año en que realiza su primera exposición individual en la Julien Levy Gallery en Nueva York. Vive un romance con el fotógrafo Nicholas Muray. Al año siguiente viaja a París para presenciar la exposición "Mexique" que André Breton organiza con obras prehispánicas, exvotos, fotografías de Manuel Álvarez Bravo y 18 cuadros de la propia Frida. Las relaciones con Diego se deterioran cada vez más hasta llegar al divorcio.
 
 
Autor: Manuel Zavala

 

 

Redes sociales