Sitios

Artes Escénicas en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Dolores del Río

Cafe Society y las Noches de Nueva York


Ese aire de misterio es más que solo belleza... es estilo... es una gran incógnita... es elegancia. Y la elegancia, como la verdadera belleza, viene desde dentro

POR: Luis Albó 

Largas mesas de manteles blancos y cubeterías de plata donde se reflejaba al infinito el negro profundo del caviar, el tornasolado rosa del salmón. Cristalería conteniendo enervantes dry, martinis y champagne. Tarjetas con el nombre de los comensales en las que se leían nombres como el de Wally Windsor, Gary Cooper, Gloria Swanson -con alguno de sus numerosos maridos-, los Vanderbit y los Fairbanks, Orson Welles, la princesa Brinda de Kapurthala,Claudette Colbert, Porfi Rubirosa, Barba Hutton,Spencer Tracy, Boris Karloff...

 


Su belleza era aquella entidad que surcaba las entradas, impregnando belleza y silencio ahi donde el hálito de su figura posaba una mirada.
Candiles horrendos imitando arañas vienesas, cursilísimas pinturas murales, excelentes orquestas tocando el ultimo de Glenn Miller y el primero de Cole Poter. El "tout monde" farandulero y magnificente se concentraba en los suntuosos salones del Morocco, el Bath Club, el Stark Club. Una leyenda de glamour y placer, de estrellas, divas, aristócratas y millionarios. 

Entre 1930 y 1950 los grandes clubes nocturnos neoyorquinos dieron cabida, en un apabullante y divertido "member's only",a un extraordinario y "orquidáceo" grupo de gente. Comandados espiritualmente por el estilo de vida del ex-rey de Inglaterra, el duque de Windsor y su esposa Wally Simpson, se dieron cita las grandes y pequeñas personalidades de un mundo, que era lafiesta continua de una pelicula eterna. 

Debutantes, ricos, imbéciles, deslumbrantes lunáticos, todos los actores que hicieron historia fílmica americana de su tiempo se daban cita. El "star system" en su propio medio impregnaba la vida social de la época; paradójicamente era el tiempo de la Depresión. Los millones de algunos corrían y las fiestas y cenas de cabaret eran absolutamente "despampanantes" 

Jerome Zerbe, fotógrafo y cronista de aquel mundo dijo: "Dolores dek Río y Marlene Dietrich son las mujeres más hermosas que me ha tocado fotografiar en mi vida". En el gran mundo social de las estrellas, las ricas, las malas, y las divas, siempre se consideró a Dolores como única y absolutamente hermosa.
El mito Dolores del Río tracendió a sus propios creadores y escenarios para convertirse en leyenda. Más allá de la evaluación de sus capacidades histriónicas o de la valoración de una de "adecuada" carrera sentimental paralela a sus truinfos, Dolores del Río fue una mujer impecablemente hermosa, brillante y dueña absoluta del vértigo donde viajan los seres maravillosos.
 
Autor: Revista Vertigo/ Manuel Zavala y Alonso

 

 

Redes sociales