Sitios

Artes Escénicas en México

compartir en facebook  compartir en twitter

El cine de Ignacio López Tarso

Juan Gallo

 


Con María Félix
México, 1960 

Producción: Producciones Zacarías; Miguel Zacarías.
Dirección: Miguel Zacarías. Argumento y adaptación: Miguel Zacarías.
Fotografía (Eastmancolor): Gabriel Figueroa.
Música: Manuel Esperón.
Escenografía: Manuel Fontanals.
Edición: José W. Bustos.
Intérpretes: María Félix (Ángela Ramos o Juana Gallo), Jorge Mistral (capitán Guillermo Velarde), Luis Aguilar (coronel Arturo Ceballos Rico), IGNACIO LÓPEZ TARSO (Pioquinto), Christiane Martell (Ninón), Rita Macedo (mujer famélica), René Cardona (capitán Esquivel), Noé Murayama (coronel Ordóñez), Marina Camacho (amante de Arturo), Antonio Raxel (general Rivera), Armando Sáenz (teniente), José Alfredo Jiménez, Jesús Gómez, Ernesto Juárez, Antonio Brillas, Manuel Dondé, Sonia Infante.
Filmación: desde abril 11, 1960, estudios Churubusco y en Zacatecas.
Estreno: junio 29, 1961, cines Robles, México, Ariel y Olimpia (veinte semanas).
Duración: 108 mn. 

Basada muy levemente en la legendaria figura de una mujer real, la película que relataba las aventuras de una campesina que por vengar la muerte de su padre y de su novio a manos de los huertistas se hacía jefa revolucionaria, vino a sumarse a la exitosa serie de coloridos espectáculos con canciones rancheras, batallas, amoríos y María Félix como la bravía heroína, encarnación y símbolo de la Revolución misma. LÓPEZ TARSO (que obtuvo el premio CDI por esta coactuación) también repitió papel como su fiel lugarteniente, aquí un peón analfabeto que carga con una máquina de escribir como botín. Para darle sabor a la fórmula, Miguel Zacarías tupió la cinta con un vasto repertorio de detalles pintorescos, pero no fue capaz de resisitir la tentación de incluir un indigesto e inverosímil epílogo con imágenes de un México moderno dizque surgido gracias a la contribución de personajes como los del filme.

IGNACIO LÓPEZ TARSO: Pues mira, igual que La Cucaracha, esta película tuvo una filmación muy divertida. Nos fuimos a Zacatecas, en tren, largas horas jugando baraja y platicando con María; allí nos hicimos mucho más amigos. Mi cuarto del hotel daba a la plaza, frente a la maravillosa catedral y se alcanzaba a ver el cerro de la Bufa. El papel bien, fácil y la compañía de primera -tuve poco trato con Mistral y con Luis Aguilar- pues con la que tenía que andar para todos lados era con María que era mi jefa; estaba también Christiane Martel, hermosísima, había sido Miss Universo y luego se retiró del cine para casarse con Miguel Alemán hijo. Don Miguel Zacarías, muy amable señor, tenía un detalle muy curioso: no le daba la mano a nadie, decía que por asepsia...Además como había muchas escenas difíciles, a caballo en medio de la batalla, con cañones y tiroteo y gente corriendo y gritos por todos lados, el caballo se puso nervioso y, lo que tenía que pasar, en una de esas, me tumbó.

 

 

Redes sociales