Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

12 escultores finimilenaristas en México

Entrevista


Xawery Wolski
 
Dulce María de Alvarado: Tu obra va desde el formato íntimo hasta la escultura urbana. ¿Has experimentado técnicas y dimensiones muy diversas?

Xawery Wolski: Trabajo con la tierra desde hace once años. También hago piezas en otros medios. Me gusta la piedra. Fui al Perú a investigar materiales antiguos, mezclas que utilizaron los incas en su arquitectura y que se siguen usando. Mi punto de partida es el contacto con el material, la obra íntima que puede transformarse en formatos diferentes, como una huella. Las estelas, el proyecto que realizamos en la Ciudad de México el año pasado con impresiones de cuerpos, de manos, de hombros, de caras de los niños de la calle que viven en la misma plaza donde está colocada esta obra, es un ejemplo de un contacto muy directo con el material.

Dulce María de Alvarado: Haces de un material tan frágil como el barro piezas monumentales, y de la piedra o de un metal como la plata piezas muy pequeñas. Es muy contradictorio pero interesante este aspecto de tu trabajo.

Xawery Wolski: Todo mi trabajo tiene que ver con la figura humana, con las metáforas y transcripciones del cuerpo en el material, dado que el cuerpo es frágil y la vida en general es frágil. Creo que es algo que ocurre automáticamente.

Dulce María de Alvarado: ¿Qué artistas del pasado o del presente te han influido?


Xawery Wolski: Hay varios artistas que admiro, pero las admiraciones cambian como cambia nuestra percepción del mundo. Tengo fascinación por diferentes artes, el teatro, la literatura, la música, la danza. Pero hay algo que es fundamental para el trabajo que estoy haciendo: mi relación con el pasado, la utilización de materiales no creados por el hombre sino por la naturaleza. Busco algo que no esté tan relacionado con el aspecto temporal de la obra, temas que son válidos hoy y que se justifican por el contexto del lugar donde son propuestos, tratando de unir el pasado con el presente con el fin de que este diálogo continúe en el tiempo. Las influencias más directas provienen del arte del pasado que manifiesta una continuidad en el mundo que vivimos. Hay temas que son siempre válidos para nosotros, la vida misma, la gente. Esto es lo que me inspira más que todo.

Dulce María de Alvarado: Eres como un nómada. Naces en Varsovia, estudias en París, vienes a América, vas a Perú, ahora estas en México. ¿La idea de encontrar el pasado remoto determina tus viajes?


Xawery Wolski: En nuestros días hay muchísima gente que vive así y lo debemos a la tecnología de hoy. Yo me fui bastante joven de Polonia, fue importante salir.

Dulce María de Alvarado: Teniendo una aptitud especial para el dibujo ¿por qué optas por la escultura?

Xawery Wolski: Aparte de mi relación con la tierra, con la piedra, las posibilidades del papel me interesan. Los dibujos tienen cierta relación con la escultura. Creo que es un trabajo que se complementa. Hay posibilidades de representación más frágiles, más delicadas, más espontáneas, que pueden suceder dentro del dibujo y no en la escultura. La relación entre el dibujo y la escultura son los temas, las ideas.

Dulce María de Alvarado: ¿A qué te ha llevado tu investigación en cuanto a materiales y dimensiones, qué desechaste en el camino y con qué te quedas actualmente?


Xawery Wolski: El trabajo se concentra en la figura humana vista a través del gesto o de su negativo dentro del espacio, como en la serie Los vestidos de tierra, o como la huella en las estelas.

Dulce María de Alvarado: ¿En qué país sientes que la gente ha respondido mejor a tu trabajo?

Xawery Wolski: En México, por su tradición milenaria de la utilización del barro en la escultura, en la artesanía. El público se siente relacionado en una forma más profunda.
Dulce María de Alvarado: Has logrado que no se te califique como ceramista sino como escultor.

Xawery Wolski: En el fondo trabajar la tierra tiene que ver con la idea de que uno se acerca a la problemática de la vida y de la muerte, considerando la tierra como el material fundamental a donde uno regresa. Hay algo en esta idea que puede inspirar el trabajo o que hace reflexionar.

 

 

Redes sociales