Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Historia mínima del arte mexicano en el siglo XX

Capítulo II

El 20 de noviembre de 1910 estalla la lucha armada que habría de durar once años. Los artistas que no se encontraban en Europa se afilian a ella realizando actividades diversificadas: ilustrando publicaciones revolucionarias, fungiendo como agregados en el frente de algún aguerrido general (como fue el caso de Francisco Goitia y de David Alfaro Siqueiros) o sentando las bases pictóricas para una idea actualizada de la nueva conciencia nacional. Tal fue el caso de Saturnino Herrán que planteó en sus dibujos monumentales de friso Nuestros dioses, destinado al entonces inconcluso Palacio de Bellas Artes, el advenimiento de la pintura mural.


Saturnino Herrán

El 28 de julio de 1911 ocurre un hecho de importancia política en relación de las artes: los estudiantes de la Academia de San Carlos, en parte instigados por el inquieto y multifacético pintor Gerardo Murillo, que adoptó el seudónimo de Dr. Atl, se levantaron en huelga con el ánimo de destituir al director de la institución: arquitecto Antonio Rivas Mercado. La huelga dura dos años y en 1913 el pintor Alfredo Ramos Martínez, recién llegado de Europa, ocupa entonces la dirección de la Academia a la vez que plantea los inicios de un movimiento: el de las Escuelas de Pintura al Aire Libre, que tendría amplias repercusiones. La primera de estas escuelas estuvo ubicada en el barrio de Santa Anita Iztapalapa. El proyecto consistía en sacar a los estudiantes fuera de las aulas para que pintaran au plein air, por lo que la escuela de Santa Anita fue bautizada con el nombre de Barbizón, aunque los planteamientos de trabajo poco tuvieran que ver con lo que antes practicaron las barbizonianos franceses. A esta fundación se sucedieron otras en Xochimilco y Coyoacán. Otras más estuvieron en los rumbos de Chimalistac, Churubusco y Tlalpan. Todavía en 1932, ya consumadas las fases del muralismo heroico, se abrió una escuela más de esta índole en Taxco, Guerrero. Para ese momento ya se había realizado una magna exposición itinerante de lo que pintaban los alumnos, que fue llevada en 1926 a Berlín y después a algunas ciudades de Francia y España "causando profundo interés y sorpresa en el medio artístico", según opinión de los observadores. Se dice que Foujita y Raoul Dufy estaban encantados con la exposición, puede ser, pero no sabemos si gente como ellos veían el experimento mexicano como algo exótico, propio de un país que creían "tropical" en su totalidad o si prefiguraban el interés de Michel Seuphor y de Jean Dubuffet por lo que ellos llamaron Art Brut.


Gerardo Murillo, Dr. Atl

Este movimiento —que formaba parte de un programa educacional más amplio, junto con el de los llamados "talleres libres de expresión artística" que les es concomitante—, fue por unos alabado y por otros detractado. Estaban destinados a crear una conciencia estética entre representantes de todas las clases sociales y se dirigía específicamente a reclutar alumnos muy jóvenes, casi niños, aunque también concurrían obreros y señoritas de las clases medias. Había que "levantar el arte nacional" (aunque la verdad es que, propiamente hablando, nunca se había caído, sino que las guerras de independencia aplacaron el ritmo de la productividad artística). El levantamiento fue más que nada una opción de conjugar "intuicionismo" con modernismo y populismo que se avenía al pintor Adolfo Best Maugard encaminado a implantar un método racional de dibujo en la educación primaria. Unas escuelas cerraban cuando las circunstancias lo requerían a tiempo que otras abrían, lo cierto es que casi no hubo un pintor importante de la época que no se hubiera visto involucrado como maestro de las Escuelas al Aire Libre, que han sido historiadas, entre otros, por la especialista Laura González Matute.

El 1 de Diciembre de 1920 el general Alvaro Obregón ocupó la Presidencia de la República, que entregó cuatro años más tarde, si bien volvió a ser electo para un nuevo periodo el 1 de julio de 1928. Dos semanas después de su segunda elección fue asesinado por José de León Toral en el parque La Bombilla, donde se encuentra el impresionante monumento estilo Art Décoque le fue dedicado, obra arquitectónica de los años treinta, ejemplo de la integración escultórica a la arquitectura, inspirada en los monumentos del Canal de Suez.

A poco de la nominación inicial de Obregón, en 1921, se reinstaló la desaparecida Secretaría de Educación Pública con el rector de la Universidad José Vasconcelos como titular. Con Vasconcelos se inicia un plan de "salvación y regeneración de México por medio de la cultura". La cultura, para el ministro, equivalía al "Espíritu". De aquí que el lema vasconceliano de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad de México, sea "Por mi raza hablará el espíritu". Vasconcelos, al igual que Goethe, postulaba que la fase estética era la fase superior de la humanidad, pero había que crear una "estética bárbara" que superase la decadencia, afirmando el vigor del Nuevo Mundo.

Lo importante es producir símbolos y mitos, imaginar un pasado heroico y hacerlo hablar, wagnerianamente, por dioses crepusculares como Coatlicue.

Teresa del Conde y Enrique Franco Calvo

 

 

Redes sociales