Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Gobiernos de México

Venustiano Carranza, 1914-1920



(Coahuila 1859 - Tlaxcalantongo 1920)

Carranza inició su carrera activamente en la política local, alcanzando paulatinamente los cargos de presidente municipal de Cuatro Ciénegas, Coahuila, diputado local, senador y más tarde como gobernador del estado de Coahuila. Cuando recibió el telegrama de parte de Huerta en el que le informaba que había destituido ya a Madero y a Pino Suárez, convocó a una legislatura local que desconoció totalmente a Huerta y concedió a Carranza facultades para lograr el restablecimiento del orden constitucional en la República. A finales de febrero salió de Saltillo con dirección al norte. Ahí, en la hacienda de Guadalupe, proclamó con sus acompañantes el Plan de Guadalupe, que desconocía a Huerta y nombraba a Carranza como primer jefe del Ejército Constitucionalista. En Hermosillo fueron recibidos por los constitucionalistas del noreste, los generales Álvaro Obregón, Benjamín Hill y Ramón F. Iturbe. En la toma de Zacatecas, Villa y Carranza tuvieron un fuerte desacuerdo tras el cual nunca se reconciliaron. Sin embargo, la campaña militar fue todo un éxito y el 15 de julio renunció Huerta a la presidencia, dejando a Francisco Carvajal como presidente interino. 

Recién consumado el triunfo, se originó una escisión entre las fuerzas revolucionarias, y se dividieron en: carrancistas, zapatistas y villistas. Hubo muchos intentos por parte de Carranza por tratar de reunificar al grupo, pero no resultó. Entonces organizó una convención a la cual asistieron militares y gobernadores carrancistas. A ellos les informó los avances del movimiento y presentó su renuncia, la cual, obviamente no fue aceptada. Entonces se convocó a una nueva convención en Aguascalientes, ante villistas y zapatistas. Los representantes de Carranza presentaron la renuncia de éste, con la condición de que los otros dos líderes se retiraran a su vida privada y que el gobierno lo ocupase alguien designado por un Congreso Constituyente. Aunque el trato se hizo, Villa no lo aceptó. El Congreso designó como presidente interino a Eulalio Gutiérrez.

Carranza finalmente tampoco aceptó lo pactado en la convención de Aguascalientes y estableció su gobierno en Veracruz. Mientras, la ciudad de México era ocupada por los villistas y los zapatistas. Eulalio Gutiérrez viéndose impotente para ejercer el poder, renunció. Fue nombrado como su sucesor a Roque González Garza, quien se vio obligado a trasladar su gobierno a Cuernavaca, y posteriormente, a renunciar; como lo haría su sucesor, Francisco Lagos Cházaro.

Una segunda batalla en las llanuras de Celaya le dio el triunfo a Carranza. En 1914 expidió en Veracruz la ley del Municipio Libre, la de Restitución y Dotación de Ejidos, la de Supresión de las tiendas de Raya y la del establecimiento obligatorio de Escuelas en las Fábricas y Haciendas. 

Carranza fue reconocido por los Estados Unidos y otras naciones. Dispuso que el gobierno fuese trasladado a Querétaro, donde por decreto convocó a un Congreso Constituyente que renovara la vida legal del país. De ahí nació la Constitución de 1917, que actualmente rige al país. Las principales renovaciones hechas a la del 57 radican principalmente en los artículos 3, 27 y 123, que se refieren a las características de la educación, a la reforma agraria y a las condiciones de trabajo y previsión social respectivamente. De acuerdo con la nueva Constitución, se convocó a elecciones, de las cuales salió triunfador Carranza, para el periodo de 1917 al 1920. 

En este periodo se puso fin a la rebelión sureña con el asesinato de Zapata. Al término de su periodo, Carranza quiso que le sucediera un civil como Ignacio Bonillas, y no un militar, como Álvaro Obregón. Sin embargo la gente apoyaba al último, y pronto iniciaron las rebeliones. Por otro lado, Carranza quiso reaccionar violentamente a la oposición que se daba en Sonora, pero el Congreso lo negó, acusándolo de arbitrario. El 23 de abril 1920, jefes militares se levantaron apoyando el Plan de Agua Prieta que desconocía a Carranza.

Sin poder detener las rebeliones, Carranza tuvo que trasladar su gobierno a Veracruz. Estaba en camino cuando una tropa al mando del general Rodolfo Herrero lo asesinó en una choza en el poblado de Tlaxcalaltongo, Puebla, el 21 de mayo de 1920. Tiempo después, el 25 de mayo de 1949, sus restos fueron trasladados a la ciudad de México y sepultados en el cementerio civil.
 
 
Autor: Manuel Zavala (concepto), Angélica Barrientos y Beatriz Bezares (textos)

 

 

Redes sociales