Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Pintores en México del siglo XX

Antonio Peláez


La cápsula errante. 1966
Oleo sobre tela
150 x 150 cm

(Llanes, Asturias, l921- )

Llega a México en 1933 y, al año siguiente, adopta la nacionalidad mexicana. Poco más de una década después, viaja cinco años por Europa. Regresa a México y expone su primera muestra en la Galería de Arte Contemporáneo en 1952 con la presentación de Frida Kahlo. Su obra pronto es atendida por plumas de primera línea como las de Octavio Paz, Ramón Xirau, Edmundo O'Gorman, Justino Fernández y Margarita Nelken, entre otros. 

Un año le bastó trabajar en el taller del pintor Jesús Guerrero Galván para demostrar su riguroso sentido dibujístico, mismo que más tarde lo llevó a recrear el grafitti en su pintura con una paleta delicadamente luminosa y de aterciopelada armonía tonal. Durante los años cincuenta fue abandonando gradualmente la figuración, pues le nació el gusto por la vida y el color de la materia al descubrir las posibilidades de la arena y modelarla para ser gustada a fin de que la mirada palpara la pintura. Un elemento predominante en su obra es el fino y delicado dibujo que practicó cuando en los años cuarenta elaboró una inolvidable serie de retratos de notables personajes de la cultura. Dos influencias bien asimiladas acusan presencia en su obra: la de Nicolás de Stael y la de Antonio Tapies. (MCB)

 


Flor solar. 1968
Oleo sobre tela
150 x 200 cm
 
Lecturas recomendables:

Antonio Peláez (compilador), Antonlo Peláez, pintor, México, Sep/Setentas 185, 1975. 

Xavier Moyssén, "Las expresiones plásticas contemporáneas de México", en Cuarenta siglos de la plástica mexicana Arte Moderno y Contemporáneo, México, Ed. Herrero, 1971.

 

 

Redes sociales