Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Arturo Rivera

Ejercicio de la buena muerte


Óleo sobre tela, 125 x 300 cm.
 
Arturo oprime un botón y el vals se transforma en música de Pergolesi. Su Stabat Mater. Camino hacia el fondo del estudio y me detengo ante el autorretrato de Arturo sin corazón, a la luz de una lámpara roja. Ahí se me aparece Holbein otra vez, haciéndome evocar su Cristo gangrenado, que lleva ya tres días ejercitándose para llegar al cielo de la fosa común.

Pienso: sí, se trata de ejercitar las tibias y los húmeros, de acelerar la corriente sanguínea, de pulir el oficio de ser clavos. Por eso grita el cerdo disecado, por eso aletea el halcón con dientes de infortunio, por eso crece en el vació la momia del amor.
 
 

 

 

Redes sociales