Sitios

Fotografía en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Mauricio Alejo

Sala 3


SALERO

REGRESAR AL OLVIDO

José Antonio Rodríguez

En su producción de 998-99, que en buena parte aquí muestra, Alejo logró madurar sus recursos. Un trabajo estilístico en el cual mantiene un movimiento pendular entre la infancia y el presente. Y en donde el título de su anterior serie, "Asuntos domésticos", pareciera la prefiguración de su presente obra. Un viaje a un territorio reconocible, pero en donde poco a poco se van encontrando en el abandono los objetos que han formado parte de un olvidado pasado.

 


AGUA

En ese universo de los objetos hay parte de una infancia recuperada recreada en esos abollados carros de juguete (Cat.18). En esa revista alguna vez leída (Cat.18.), en ese artefacto que alguna vez fue un sacapuntas (Cat.20), en el frasco de un alimento infantil (Cat.1) visto a trasluz sobre una polvosa superficie, en esa pelota solitaria (Cat.16), como igualmente un recorrido a los ámbitos familiares o lo que ha quedado de éstos; los jabones resecos (Cat.10), las latas oxidadas (Cat.13), un exprimidor (Cat.8), los saleros (Cat.21), (Cat.22) los tenedores opacos (Cat.23), vacíos, golpeados; una estufa alguna vez de utilidad que es ahora un artefacto inútil, inservible en su desgajada y erosionada vejez; en las hojas secas, en el mechón de cabello muerto (Cat.18). La forma de rectángulo en todos ellos es sólo pretexto para mostrar que los objetos -en ese espacio reencontrado- también puede ser nostalgia. Lo particular de la mirada de Mauricio Alejo de pronto se vuelve compartida porque alguien, todos, han dejado algo de eso atrás. He aquí esos resabios culturales que se dan en colectivo. 

 


CAJÓN

Pero, de pronto, hay aquí algo más. Varias obras de 1997 ya hacían presentir el paso inmediato, o simultáneo, que daría Alejo; porque algunas obras de "Asuntos domésticos" (como el reseco ramo de flores visto desde un cristal quebrado) parecerían insertarse naturalmente en las memorias recuerdos de su políptico "Rectángulo" (1998) (Cat.18). Un políptico que a su vez concatena en su acabado visual con el cubo de latas comprimidas ("Cubo", 1998) (Cat.6). Ya se ve, entonces, que las resoluciones de Mauricio Alejo se dan con un trabajo de búsquedas encadenadas. Esta obra en específico -testimonio de la sociedad industrializada- va a estar relacionada con su serie "Plásticos", la cual es una evidencia de esa misma cultura del desecho. Imágenes en gran formato de plásticos residuales que, desde una escueta luz verde que las permea, se vuelve un testimonio reflexivo en el tiempo presente del fotógrafo.

 



En todo ello, el mundo de los objetos se ha vuelto estilizado: los acentuados acabados de la erosión y el abandono han sido meticulosamente medidos; la solución minimalista de "Plásticos" ha adquirido el tono adecuado en ese verde moho envuelto en la asepsia del blanco.


Los fondos de suave luminosidad ocre tienen un eco continuado en la vejez de las estructuras contenidas en sus imágenes de color; mientras que, en las fotos de blanco y negro, permanece una triste luz y una suave, fuera de foco en algunas zonas de los objetos, como si éstos comenzaran a perderse o a emerger en un pasado lejano. Acaso por eso Mauricio Alejo habla de objetos que, en ese proceso de construcción, ahora le son ajenos.

 

 

Redes sociales