Sitios

Antropología e Historia de México

compartir en facebook  compartir en twitter

Retrospectiva de los 50’s

Una ópera en tres actos


Dior,1950


El 12 de febrero de 1947, el "New Look" da las tres llamadas, se levanta el telón de los años 50's. 

Este telón da inicio a una ópera en tres actos, que no es la ópera de 4 centavos. El "New Look" de Christian Dior es una reacción contra la tristeza, la privación, las miserias de guerra. El "New Look", expresión inventada por Carmen Snow, oráculo del Harper's Bazaar americano borra la guerra. 

Christian Dior tiene entonces 42 años, se parece a un magistrado, pero es el portavoz de una revolución: la revolución de lujo. Se lanza al asalto, una flor en las tijeras. La guerra ha terminado,un cambio absoluto es necesario. La mujer ha tomado gusto al uniforme, hay que terminar con esto a cualquier costo, y feminizarla de nuevo. No importa el precio. La alta costura no tiene precio. Una alta costura salida de los refugios, surge de nuevo de los años negros, resucitada en una país frío todavía.

 


Christian Dior


Los vestidos a la pantorrilla, la cintura apretada, las espaldas desnudas, se burlan de las contingencias. En ese tiempo se necesitaba "cartilla de racionamiento" para comprar un retazo de tela, y esperar un año para obtener un coche nuevo. La revolución de lujo es en realidad una restauración: se empieza de nuevo sobre las mismas bases que antes. 

El primer acto de esta ópera se desarrolla en el decorado de lujo de los grandes hoteles particulares de la "River Droite" (riviera derecha del Río Sena). París se vuelve otra vez el faro brillante de la moda, Schiaparelli organiza un baile de colores donde todo es arco iris; Jacques Fath recibe a sus amigos en su castillo de Corbeville en noches madrileñas o tejanas entre la duela de la Edad Media y la piscina tipo Hollywood, y es ella, la que por su divina gracia decide la moda. 

La gente se fija en el largo, el armado, la silueta de los príncipes, Marcel Rochas, Jean Desses, Lanvin, Balenciaga, hay recién llegados que inscriben sus nombres en el libro de oro: Jacques Fath desde 1944, Pierre Balmain en 1945, Hurbert de Givenchy en 1952, Pierre Cardin en 1953, y el regreso de Chanel, "La gran mademoiselle" en 1954. Las tendencias de la alta costura se suceden: "Sweater" en 1952, "Tulipan" en 1953, "H" (por Harricotvert o ejote) en 1954, "Huso" en 1957, "Trapecio" en 1958. 

Pero detrás de esta puesta en escena, el decorado empieza a cambiar: la ciudad radial de Le Corbusier anuncia la era del cemento armado, la televisión penetra como amente domada en los hogares, el nylon, el bolígrafo, el tránsito, los plásticos. 

 


Pierre Cardin


Llegamos así al segundo acto, sin tomar conciencia de un intermedio. Un nuevo personaje totalmente inesperado aparece en el escenario: el verdadero héroe de la revolución de la costura, que se encontraba disimulado entre los hábitos de la confección como la mariposa en su crisálida. En 1960, la mariposa "prêt a porter" se libera de su crisálida confección para emprender su vuelo. 

Esto es el segundo acto de la ópera: es la intrusión todavía balbuceante pero significativa de la moda en sociedad de consumo. El decorado ha cambiado, pero la alta costura tiene todavía el frente del escenario. 

El tercer acto, detrás del "prêt a porter" un cortejo hace erupción: es la generación de la postguerra. Tiene 15 años, pronto tendrá 20. En la cresta de esta nueva ola, el "prêt a porter" la personificación del estilo, desfilará por la calle.

 




El telón se cierra sobre los años 50's. La alta costura guarda sus privilegios y sus títulos de nobleza pero deberá contar a partir de ahora con el pueblo.

En 1958 entra a trabajar con Christian Dior, la última estrella en el firmamento de la alta costura. 

Yves Saint Laurent que abrirá su casa en 1962, para lanzar su "prêt a porter" bajo la firma que es al mismo tiempo un programa y toma de posición. "Saint Laurent Rive Gauche" (Saint Laurent, de la riviera izquierda del Sena). Es una sociedad que ya no es y no puede ser la de antes de la guerra, el modo de vida dicta su ley a la vida de la moda.


Henri Donnadieu


Yves Saint Laurent
 
 
Autor: Vértigo/ Artes e Historia México

 

 

Redes sociales