Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Una década emergente, una década después

Adolfo Patiño



Nací en la ciudad más grande del mundo: México D.F. el 7 de diciembre de 1954. Año en el que murieron Henri Mattisse, Armando Reverón y nuestra Santa Madre Frida Kahlo de quienes creo haber heredado parte de su espíritu creativo y de su genio poético apasionado y subversivo.

Empecé a trabajar en el arte como fotógrafo intenté imitar desde un Manuel Alvarez Bravo hasta un Duane Michaels. Experimento en la cámara el cuadro obscuro, la pintura óleo sobre tela ¡of course!, la escultura el video y las instalaciones. El hecho de conocer y practicar todas estas disciplinas me ha llevado a conocer entender y sentir los elementos con que la vida está constituida y disfrutar el arte como una forma de vida y la vida como una obra de arte.

Entre 1975-84 organicé y dirigí el grupo de arte experimental Peyote y la compañía, con amigos-artistas que juntos realizamos montajes efímeros ambientación y performances. En 1982 inventé mis "marcos de referencia", marcos-cajas hechos o construidos con viejas reglas escolares de madera que a su vez contienen los elementos que constituyen mis ideas. En 1987 inicié la teorización, documentación y promoción de las obras de los artistas de las generaciones de los 50, 60 y 70's al instaurar la que fue Galería La Agencia un lugal en el que confluyeron toda la gama de las artes visuales. Uno más de mis logros es haber retomado los símbolos, signos y representaciones de patria y religión así como de los mitos y ritos prehispánicos y combinar todo eso con lo que se entiende como arte contemporáneo en el occidente.

Mi obra no se parece a la de nadie por un lado habla de la originalidad tan buscada por los artistas y que creo la encontré. El problema está en los críticos e historiadores que no saben percibir y valorar este tipo de manifestaciones por no inscribirse en los productos establecidos tradicionalmente como arte: pintura, escultura, dibujo y si acaso la gráfica. Los interesados en el arte necesitan afianzarse de algo que ya pasó y está inscrito en el tiempo no corren riesgos van a lo seguro y no se dan cuenta de que están ignorando la historia futura, historia que estamos definiendo con nuestra obra algunos pocos artistas de la llamada "Década Emergente" que dejará de manifiesto que algunos de mis contemporáneos han cedido a gratuidades tediosas y a practicar la consabida fórmula secreta del reconocimiento y del éxito comercial demostrando que el ser humano por consciente y ambicioso, como artista que sea sus ideales siempre tendrán un precio ante la sociedad que algún día románticamente quisieron cambiar.

 

 

 

Redes sociales