Sitios

Arte en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Armando Eguiza

Francisco Castro
Agosto 1995

Rechazar la tradición para buscar lo nuevo fue la consigna de gran parte del arte de nuestro siglo. Ahora, sin embargo, parece que asistimos a la disolución de dicho mandato histórico. Así lo demuestra el lugar privilegiado que empieza a adquirir la obra de algunos artistas contemporáneos que han elegido lenguajes y medios tradicionales para desarrollar sus impulsos creativos sin importarles la supuesta imprescindible exigencia de "estar al día".

Fundamental para entender este fenómeno es el hecho que no hablamos aquí de ignorancia o falta de información, sino de una elección libre y consciente que conlleva un sentido de fidelidad a los propios intereses antes que a la complacencia con la crítica o el espectador posibles. Mencionemos tan sólo como ejemplos célebres a los pintores Balthus y Lucien Freud, dos artistas mundialmente reconocidos, anclados en la más sólida tradición de la pintura figurativa.

Sin duda, Armando Eguiza, participa de esta singular sensibilidad que ve en el oficio no una traba sino un reto a vencer, por lo que no es gratuito que haya elegido el grabado en metal como su principal medio de expresión. Verdadera alquimia de múltiples procesos, el grabado en metal devela sus secretos sólo a quienes se entregan en cuerpo y alma a su práctica. Punta seca, aguatinta, aguafuerte, son algunas de las técnicas de las que se sirve Armando Eguiza para elaborar sus obras. Su lenguaje busca eslabonarse a la tradición planteada por los grandes maestros, Rembrandt, Goya, Piranesi, etc. mediante el manejo de un dibujo de carácter naturalista no exento de impulsos cargados de expresividad.

No es suficiente, sin embargo, dominar un oficio para acceder a la creación. Es necesario también tener algo que decir. El artista debe comunicar sus obsesiones, sus visiones. Correr ese riesgo es dar sentido a su aventura. Armando Eguiza lo ha sabido desde sus inicios y así podemos comprobarlo en las obras de esta exposición titulada La Navaja en el Espejo, que nos habla de un mundo obscuro tocado por la fragilidad del deseo frente a la inexorable presencia de la decadencia y de la muerte.

 

 

Redes sociales