Sitios

Fotografía en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Juan Rulfo

Fotografías

 



Juan Rulfo (Sayula, Jalisco, 1917 - Ciudad de México 1986). Desde muy joven pierde a sus padres. La desolación, el dolor, su estrecho vínculo con la soledad, marcarán la vida de nuestro escritor y por lo tanto su obra. Rulfo llega por primera vez a la capital en el año de 1935. Si bien pretende continuar sus estudios -lo cual le fue imposible, ya que éstos no le son revalidados-, en realidad, "la idea de la ciudad" nunca es de su agrado, ni lo ve como objetivo: se instala en ella buscando una forma de vida.

Trabaja en la Secretaría de Gobernación y en la fábrica llantera Goodrich Euzkadi. Es en esta etapa -durante los años cuarenta- cuando intenta escribir su primera novela con temática urbana, El hijo del desaliento, la cual él mismo destruye por considerarla "una novela autobiográfica llena de divagaciones personales, sin ningún interés literario". Más tarde confirmará, durante una entrevista, "que la ciudad no le dice gran cosa". Rulfo ha marcado la historia de las letras mexicanas. Su obra resiste el paso del tiempo y no deja de asombrarnos. Mantiene la necesidad interminable de interpretación y renovación de su lectura. Reconocido mundialmente por su obra literaria, su trabajo fotográfico ha sido menos conocido pese a algunas publicaciones ya existentes. Juan Rulfo dejó un legado fotográfico de aproximadamente seis mil negativos, material que se encuentra en proceso de clasificación, por lo cual algunas fotografías no cuentan aún con una identificación definitiva.

El material que aquí se presenta podría ser la imagen fotográfica de aquello que no escribió. El ojo rulfiano, la necesidad constante de plasmar imágenes, momentos que hacen de Rulfo un fotógrafo excepcional que muestra nuevamente una sensibilidad que va más allá de la simple percepción del instante. El tiempo, el desamparo, la muerte... temas centrales en la obra de Rulfo, reaparecen con esta serie de fotografías de tema urbano -algunas inéditas y todas ellas correspondientes al periodo de finales de la década de los cuarenta y principios de los años cincuenta- en las cuales aparentemente el mundo rural ha quedado atrás. Sin embargo, ese denso ambiente de los áridos paisajes de Jalisco parece manifestarse, como una sombra, en nuestra minosa obra urbana, para revelarse en la lente de Rulfo. Nos volvemos a encontrar ante un panorama desolado, con olor a miseria, al encuentro con personajes despojados. Una vez más, Rulfo nos muestra su capacidad de tocar esencias. 

Con una obra fotográfica impecable estimulada por la naturaleza de las cosas, la preocupación por el entorno, Rulfo hace del aire un misterio. Su poesía nos invade dejando un sello de continuidad y reflexión. Una invitación a descubrir una y otra vez las voces escondidas en el silencio. El Museo Mural Diego Rivera agradece especialmente a la familia Rulfo y a la Asociación Juan Rulfo, A.C. el apoyo e interés por la presentación de esta muestra, sumándose al homenaje nacional, a los diez años del fallecimiento del escritor.

Museo Mural Diego Rivera

 

 

Redes sociales