Semanario

Inició el IV Congreso Internacional sobre Experiencias en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial

 

Fecha: 2017-11-07

compartir en facebook  compartir en twitter

Inició el IV Congreso Internacional sobre Experiencias en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial

Foto: La IV edición pretende dar realce a las expresiones culturales del noroeste de México. Foto Centro INAH Sonora

 

*** Del 7 al 11 de noviembre se reúnen en Hermosillo más de 300 especialistas, comunidades y autoridades de gobierno para reflexionar en torno al PCI

 

*** La actividad académica fue inaugurada por el director general del INAH, Diego Prieto Hernández

 

La cultura convierte el pasado en memoria y por eso hoy, en el arranque del IV Congreso Internacional sobre Experiencias en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, deseamos que la imaginación y la memoria sean no sólo la materia viva del patrimonio, sino también un sitio de encuentro y diálogo, dijo el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, al inaugurar este evento que congrega a académicos, comunidades e instituciones.

 

            El congreso se lleva a cabo en Hermosillo, Sonora, del 7 al 11 de noviembre y reúne a más de 300 participantes, procedentes de 11 países, para reflexionar sobre aspectos como lo que representan los bienes inmateriales, las estrategias para su salvaguardia, la relación del patrimonio cultural inmaterial con los medios digitales; las metodologías y procesos para registrarlo, su vínculo con la propiedad intelectual; las políticas internacionales, locales y globales de los últimos años; la relación que éste guarda con los recursos naturales; así como el impacto de la diferenciación de espacios en fronteras.

 

En la ceremonia inaugural, Diego Prieto destacó que la Secretaría de Cultura tiene en el INAH y en la Dirección General de Culturas Populares, dos pilares fundamentales para impulsar el reconocimiento, el fortalecimiento, la dignificación de la diversidad cultural y del patrimonio vivo, también llamado inmaterial.

 

Comentó que la cultura y el ser humano son una conjunción entre materia y espíritu imposible de separar. En ese sentido, el patrimonio cultural es un espejo de mil imágenes, presente en todas las expresiones de la vida: formas de ser, de saber, danzas, rituales, música, textiles, lenguas indígenas, ritos, poesía, una actitud ante el destino y una riqueza forjada por todos.

 

            El titular del INAH recordó que este congreso, desde su origen, se ha planteado contestar una serie de preguntas: ¿cómo contribuir para hilar armónicamente el desarrollo con la preservación del patrimonio cultural de nuestros pueblos?, ¿cómo enriquecer la participación de los portadores del patrimonio?, ¿qué acciones se tienen que realizar para arribar a un mejor consenso sobre los instrumentos que salvaguarden legalmente el patrimonio?, ¿cuáles tendrían que ser los instrumentos y estrategias para aprovechar sustentablemente el patrimonio cultural, contribuyendo al fortalecimiento del tejido social, el espacio público y la democracia?, entre otras.

 

            Gestado durante 2011, en el seno de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), a través del Proyecto Archivo de la Palabra, y de la mano del Archivo sobre Patrimonio Cultural Inmaterial y Diversidad Cultural, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), de la UNAM, el congreso no ha perdido su propósito de reunir las experiencias de investigadores, practicantes de la cultura, gestores culturales, miembros de instituciones públicas y comunidades en México y en otras latitudes, señaló Diego Prieto.

 

            Luego de sus tres emisiones anteriores en la Ciudad de México, Zacatecas y Morelos, en esta ocasión llega al noroeste, donde ya sea en la sierra, los grandes valles, en el extendido desierto o el amplio mar, se ha convivido históricamente con grandes culturas antiguas y contemporáneas, donde converge una multiplicidad de expresiones culturales y naturales, que a lo largo de miles de años nos han dejado una herencia cuantiosa que se tiene que preservar.

 

            El director general del INAH refirió que la salvaguardia del patrimonio vivo ofrece solidaridad futura, participación de todas las edades y géneros, cohesión y fortalecimiento del tejido social. Ante la emergencia que vive México tras los fenómenos naturales de septiembre pasado, es necesario que se retomen experiencias y se construyan políticas públicas que fomenten una mejor comprensión recíproca entre las poblaciones, así como una mejor formulación de políticas culturales, acordes a los retos que hoy plantean las nuevas formas de diversidad cultural en el mundo.

 

Margarita Velásquez Gutiérrez, directora del CRIM, recordó que el patrimonio cultural inmaterial es el conjunto de expresiones antiguas y contemporáneas que selecciona la sociedad como aquellas que le dan identidad, sentido de pertenencia y continuidad. Se trata de manifestaciones vivas que se transmiten de generación en generación y son recreadas constantemente por las comunidades y grupos sociales, en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia.

 

En la inauguración del encuentro académico también estuvieron Mario Welfo Álvarez Beltrán, director del Instituto Sonorense de Cultura; Jacinto Chacha Antele, director de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas; Rosa María Montesinos Cisneros, secretaria general de Administración de la Universidad de Sonora; y Adriana Molano Arenas, directora del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en América Latina, auspiciado por la UNESCO.

 

La danza del venado es una ceremonia religiosa prehispánica, para los pueblos indígenas del noroeste de México significa un sentimiento de identidad y comunión con los ancestros y la naturaleza. Cualquier actividad importante es bendecida por ella y así ocurrió en la inauguración del IV Congreso Internacional sobre Experiencias en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que dio inició esta mañana en Hermosillo, Sonora, en el Centro de las Artes de la UNISON.

 

El congreso es organizado por el INAH, a través de la Coordinación Nacional de Antropología, el Centro INAH Sonora y la ENAH, convocado conjuntamente con la Universidad de Sonora, el Instituto Sonorense de Cultura, la Dirección General de Culturas Populares y el CRIM.

Autor/Redactor:Dirección de Medios INAH
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales