Semanario

Adelia Sayeg lleva su muestra Benditas pausas a Viena, Austria y otros puntos estratégicos del Viejo Continente

 

Fecha: 2017-09-11

compartir en facebook  compartir en twitter

Adelia Sayeg lleva su muestra Benditas pausas a Viena, Austria y otros puntos estratégicos del Viejo Continente

Foto: Ofrenda de Ketsa

 

“La vida se manifiesta en voz, en palabra, en imagen, en sonido, en greca, en luz, en todo aquello que pueda comunicar lo que sentimos, lo que añoramos, reflexionamos y, sobre todo, lo que somos.

El valor del arte radica en su veracidad, en su pureza; en la claridad con que logra hacernos partícipes de su magia y de sus secretos, envolviéndonos en sus conceptos con tal nitidez, que nos vuelve eco de su dimensión y contenido.

En estos códigos se afirma el trabajo de Adelia Sayeg”.

Lupina Lara

 

Benditas Pausas, exposición de Adelia Sayeg, a partir del 12 de septiembre en el Instituto Mexicano de Cultura de Viena, Austria.

 

Benditas Pausas, surge de un estado de reflexión en el que la creadora siente que vivimos desconectados de nosotros mismos. Se nos olvida que somos impermanentes y dejamos de prestar atención a los pequeños y sencillos detalles que la vida nos ofrece.

 

La vasija Ofrenda de KETZA, pieza intervenida con piedras de Swarovski - marca que patrocina la obra itinerante de Sayeg- es la imagen oficial de la exposición.

 

Una conversación entre diferentes materiales orgánicos como la arcilla, pigmentos, fibras, y elementos naturales dan origen a la exposición itinerante Benditas Pausas de Adelia Sayeg, que partir del 12 de septiembre inicia su recorrido por diferentes ciudades del viejo continente, haciendo su primera parada en la Ciudad de Viena, Austria.

 

“Por ahora voy a Viena, donde inauguro mi exposición en el Instituto Mexicano de Cultura el 12 de septiembre, y permanecerá ahí hasta noviembre. Todavía no tengo fecha de inauguración en Bratislava, pero estimo que sea en enero del próximo año”, comenta la artista Adelia Sayeg.

 

Al cuestionarla sobre cómo se dio esta oportunidad, Sayeg explicó que al volver a coincidir con la actual embajadora de México en Austria, Alicia Buenrostro Massieu – a quien conoció hace varios años en Hong Kong en otra de sus exposiciones- se dio la coyuntura para ser invitada a exponer en Viena. Sin embargo, el proyecto cobro fuerza cuando la marca Swarovski le propuso patrocinar su exposición.

¿Cómo surge el título de la exposición?

 

Benditas Pausas, surge de un estado de reflexión en el que la creadora siente que vivimos desconectados de nosotros mismos. Se nos olvida que somos impermanentes y dejamos de prestar atención a los pequeños y sencillos detalles que la vida nos ofrece.

 

“Creo que es muy valioso hacer pausas diarias, que nos permitan reconectar con nuestro ser interno y así salir un poco de la vorágine que vivimos todos los días. Si viviéramos en la montaña meditando lo tendríamos todo el tiempo, pero la realidad es que la mayoría estamos inmersos en este tipo de sociedades que te atrapan, que te asfixian hasta cierto punto, por lo mismo esos momentos de pausa son benditos para mí porque puedo observarme con profundidad, y así regreso a un estado de calma, de silencio y de quietud”, nos comparte Sayeg.

 

Asimismo, la pintora y escultora agrega que se siente muy afortunada como creadora, porque son esos momentos de creación los que se convierten en sus pausas, pausas donde entra en un estado de libertad, espontaneidad y creatividad.

 

“Al trabajar me desconecto del día a día y me conecto con mí ser creativo. Imagino que les pasa a todos quienes se dedican a crear”, confiesa la artista visual.

 

¿Cómo se da el apoyo de Swarovski?

 

El apoyo se gestionó directamente entre en la Embajada de México y la matriz en Austria; a cambio del apoyo, Adelia Sayeg ofreció intervenir una de sus piezas con cristales Swarowski; por lo que les hizo llegar varias de sus obras para que los representantes de esa empresa, seleccionaran las que más podrían quedar bien con sus piedras.

 

“Inicialmente eran más piezas con cristales y piedras Swarovski - explica la artista- pero por una cuestión de presupuesto en el traslado de la obra se tuvo que reducir a una pieza única, que es una vasija con 58 cristales y lleva el nombre Ofrenda de KETSA, que en zapoteco significa esmeralda porque los cristales son de ese color y el nombre traducido al español quiere decir Luz esmeralda bendice mis pausas”.

 

“Para mí las vasijas son como úteros, vientres que son contenedores de luz y de vida. Al trabajar en ellas entro en un proceso que me estimula a crecer, a vivir con intención a recibir otras posibilidades, a vivir desde el corazón… Mis vasijas están llenas de vacío, al estar creándolas dejé de obsesionarme con el vacío y descubrí que ese vacío es el hueso y la médula de cada ser, de cada cosa. Es el inicio de todo. Sin el vacío nada sería posible. Trabajar con la arcilla me permite entrar en contacto con el vacío y de esta forma se abre mi corazón.” – Adelia Sayeg.

 

Benditas Pausas, se compone de quince pinturas y una cerámica, que es justo la vasija intervenida con cristales Swarovski, y que también es la imagen que se está usando para promover la exposición. Los cuadros están hechos a base de pintura y cerámica y algunos incluso tienen textil o elementos orgánicos, ya que siempre mezcla las tres cosas.

 

Lo que representa para Adelia que su obra viaje

 

“Estoy contenta de que mi obra viaje, creo que en el extranjero tienen una idea muy distinta sobre el arte en México. La crítica considera que mis piezas son representativas de lo que se hace actualmente en el arte contemporáneo de México. Gran parte de mi obra es intervenida con textiles de diferentes regiones del país, así como con textiles que yo misma elaboro; por lo que esta es una excelente oportunidad para que se valore el arte contemporáneo que se está dando en México, además de ser una buena plataforma para que se conozca mi trabajo, es todo un reto”, finaliza la autora.

 

Benditas Pausas, se exhibirá en principio en el Instituto Mexicano de Cultura en Viena, y posteriormente viajará a la ciudad de Bratislava, Eslovaquia; No obstante, existe la posibilidad de que viaje a otros países como Bélgica y España.

 

 

Autor/Redactor:Claudia Rosas, Prensa y relaciones públicas
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales