Noticiario

La XVII Bienal de Pintura Rufino Tamayo ofrece un panorama del estado de la plástica contemporánea nacional

 

compartir en facebook  compartir en twitter

La XVII Bienal de Pintura Rufino Tamayo ofrece un panorama del estado de la plástica contemporánea nacional
Foto: cortesía INBA

 

Refirió la titular del INBA, Lidia Camacho, en la presentación de la muestra del certamen

 

Se exhibe hasta el 17 de septiembre en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo

 

“La Bienal de Pintura Rufino Tamayo ofrece un panorama del estado de la plástica contemporánea nacional, además de fomentar su creación”, resaltó la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, al presentar la muestra de la decimoséptima edición del concurso, que será inaugurada hoy jueves 10 de agosto a las 19:00 en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

 

“Creada en 1982 para honrar la memora del gran pintor oaxaqueño, la Bienal se ha consolidado como uno de los certámenes más importantes de nuestro país. Esta edición presenta 53 obras de 51 artistas, seleccionadas de entre 667 propuestas que atendieron a la convocatoria. Es un universo de participantes ilustrativo de la multiplicidad de intereses y tendencias que dan vitalidad a la plástica de nuestros días”, refirió la titular del INBA.

 

Agregó que en la exposición, la cual llegó a la Ciudad de México tras su itinerancia por el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca y la Casa de Cultura de Celaya, están presentes las obras ganadoras de los premios de adquisición: No hay nadie de Edgar Cano, Montañas de ceniza de Oscar Rafael Soto y Monday Afternoon de Francisco Valverde, así como las menciones honorificas: Leche de César Córdova y Ombligo de reina I de Youngsun Kim.

 

“Puedo ver que la pintura en México sigue viva”, señaló, por su parte, Manuela Generali, artista y miembro del jurado de premiación de la presente edición de la Bienal. “Hay una vuelta a la figuración de denuncia, con mucho color, aunque también hay pintura abstracta. El fallo del jurado fue unánime. Los ganadores se lo merecían”, añadió.

 

En su oportunidad, Edgar Cano aseveró que su pieza, No hay nadie –un paisaje urbano–, “es una referencia al hacinamiento que ha estado viviendo la zona conurbada de la Ciudad de México. Quizá sea una imagen muy común (una casa en construcción intervenida con grafiti, cerca de una zona de derrumbe), pero retratada a través del pincel puede dar otro romanticismo proveniente de la cruda realidad”.

 

La exposición de la XVII Bienal de Pintura Rufino Tamayo podrá ser visitada hasta el domingo 17 de septiembre, de martes a domingo de las 10:00 a las 18:00 en el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo.

 

Autor/Redactor: Prensa INBA
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales