Noticiario

Los creadores mexicanos tienen mucho que aportar al diálogo mundial desde las diferentes disciplinas: Lidia Camacho

 

compartir en facebook  compartir en twitter

Los creadores mexicanos tienen mucho que aportar al diálogo mundial desde las diferentes disciplinas: Lidia Camacho
Foto: cortesía INBA

 

Este jueves 11 de mayo se inauguró el pabellón de México en la 57ª Muestra Internacional de Arte de la Bienal de Venecia

El artista Carlos Amorales representa a nuestro país con la obra La vida en los pliegues, una reconfiguración del lenguaje textual, musical y visual

México celebra una década de participar en la Bienal con un pabellón propio

“Es un honor para la Secretaría de Cultura de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) fortalecer el diálogo con otros países a través de las expresiones de nuestros artistas. Los creadores mexicanos tienen mucho que aportar al diálogo mundial desde las diferentes disciplinas”.

Así lo señaló Lidia Camacho, directora general del INBA, durante la inauguración del pabellón de México en la 57ª Muestra Internacional de Arte de la Bienal de Venecia, donde nuestro país es representado por el destacado artista multidisciplinario Carlos Amorales con su obra La vida en los pliegues. 

La funcionaria explicó que la participación de nuestro país en la emblemática muestra internacional es, también, una ratificación del compromiso de unidad y entendimiento mediante el intercambio respetuoso con otras culturas.

La vida en los pliegues es una instalación creada exprofeso para la Bienal bajo el concepto que guarda este año, Viva Arte Viva, y como resultado de una serie de investigaciones que el artista ha desarrollo a lo largo de su trayectoria.

Plantea una serie de composiciones en distintos soportes, con tres niveles de experiencia: textual, musical y visual, que ofrecen una metáfora de la vida actual a través de la mezcla de instrumentos musicales con partituras y la exhibición de una película que aborda temas como la migración y la violencia mundial.

El artista Carlos Amorales ha comentado que lo que presentará es como una metáfora de lo que estamos viviendo. “Hay que encontrar la manera de mostrarlo, desde el punto de vista artístico, para poder abrir un debate y reflexionar juntos. En sí la obra es bella, el arte es bello, pero la realidad también es injusta y hay que abrir el debate”.

Y agregó: Algo importante para mí es que mi obra no se quede en el hecho artístico sino que pueda transitar hacia los demás, lo he hecho de muchas formas y en diferentes momentos, hablar de temas que me interesan.

La Bienal de Venecia, dijo Camacho, “constituye uno de los espacios de mayor solidez y prestigio para la difusión del arte contemporáneo mundial”. En esta edición participan casi un centenar de países que desean mostrar su identidad cultural, la creatividad de sus artistas y cómo el arte puede ser una herramienta para abordar temas fundamentales.

En 2017, México celebra una década de participar en la Bienal con un pabellón propio, que en los últimos años se ha ubicado en la Sala de Armas de El Arsenal: “Un sitio estratégico en el corazón del circuito de exhibiciones, ideal para compartir con el mundo el dinamismo de la creación mexicana de nuestros días, al mismo tiempo que para valorar la diversidad de manifestaciones artísticas de otras culturas”.

Durante este tiempo, destacados exponentes del arte contemporáneo de nuestro país han participado en dicha muestra internacional, como Rafael Lozano-Hemmer en 2007, Teresa Margolles en 2009, Melanie Smith en 2011, Ariel Guzik en 2013, Tania Candiani y Luis Felipe Ortega en 2015 y Carlos Amorales en 2017.    

 

Autor/Redactor: Prensa INBA
Editor:Manuel Zavala Alonso

 

 

Redes sociales