Especiales
Jorge Alberto Manrique, In Memoriam

 

2016-11-03

compartir en facebook  compartir en twitter


Foto: INBA

El gran historiador y crítico de arte Jorge Alberto Manrique falleció este 2 de noviembre en Ciudad de México. Recientemente, en septiembre de este año, el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), rindieron un merecido homenaje en su 80 aniversario al investigador, maestro y académico que ha sido fundamental para comprender, analizar y visualizar el arte mexicano, abarcando conocimientos y estudios que van desde el Prehispánico, el arte colonial y arte moderno.

 

Manrique realizó estudios de Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), posgrados en historia del arte en la Sorbona de París, la Universidad de Roma y el Istituto di Storia dell'Arte de Italia.

 

El notable historiador del arte mexicano, nacido en la Ciudad de México en 1936, además fue fundador y director del Museo Nacional de Arte, dirigió también el Museo de Arte Moderno. Fue un destacado académico en distintas instituciones, editor de la Revista de la Universidad; autor y coautor de varios libros y publicaciones de diversos temas y periodos de la historia del arte que se caracterizan por tener una prosa clara, aguda, precisa, imaginativa, propositiva y siempre dinámica.

 

Algunas de sus obras son: Los dominicos de Azcapotzalco, Universidad Veracruzana, 1964. El geometrismo mexicano, UNAM, 1976 (en colaboración).  La dispersión del manierismo, UNAM, 1980.  Coordinador general y coautor de la Historia del Arte Mexicano, México, SEP/Salvat, 16 volúmenes, 1982-1983.  Ángel Zárraga, México, Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, 1984. Una mujer en el arte mexicano, UNAM, 1987 (T. del Conde, coautora).  Arte y artistas mexicanos del siglo XX, CONACULTA, México 2000, Una visión del arte y de la historia, Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México, 2001. Además de ensayos para publicaciones especializadas en historia del arte, en México, Francia, Italia, España, Polonia, Alemania Federal, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Colombia, etc. En México, autor también de más de 200 artículos en las revistas PluralUniversidad de MéxicoLa palabra y el hombreDiálogos y para el periódico La Jornada.

 

Fue profesor y director en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Veracruzana, investigador en la Universidad Veracruzana, profesor investigador en el Colegio de México; profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la carrera de Historia e Historia del Arte, además de ser investigador y director del Instituto de Investigaciones Estéticas, de la UNAM.

 

Entre otras distinciones, en 1959 obtuvo el Premio a la Crítica Joven México en la Cultura Paul Westheim; Premio Crítica Latinoamericana, AICA; Premio Universidad Nacional, UNAM;  Investigador Emérito del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM; Premio Federico Sescosse, otorgado por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Mexicano, A.C. (ICOMOS); Premio Nacional de Ciencias y Artes 2005, en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía. Miembro de número del ICOMOS Mexicano, del que fue presidente;  Miembro del Comité Internacional de Museos, sección México, por mencionar algunas.

 

En el velorio estuvo presente María Cristina García Cepeda, directora general del INBA -entre otros funcionarios culturales y académicos-  quien señaló:

 

“Jorge Alberto Manrique nos deja un gran legado. Para nosotros el maestro no se ha ido, se queda con nosotros.” Y que el mejor homenaje que se le puede hacer “a un hombre que tanto le dio a la cultura de nuestro país” es la difusión de su obra escrita. “De manera permanente la abordaremos en diversas actividades académicas. Definitivamente estoy cierta que se harán revisiones de ella”.

 

Magdalena Zavala, coordinadora nacional de Artes Visuales del INBA, señaló que Jorge Alberto Manrique perteneció a una generación de importantes críticos e investigadores de nuestro país. “Aportó mucho para el conocimiento del periodo virreinal, que fue su gran pasión por muchos años, así como del arte moderno mexicano. Estaba muy preocupado por acercar los contenidos, historiar el arte y que la gente pudiera tener una idea clara de la riqueza artística de nuestro país.

 

“Hizo cosas muy innovadoras. Trabajó en colaboración para hacer el Munal con un discurso diferente e invitó a artistas a transformar los servicios educativos para que el aprendizaje fuera significativo, y en el MAM le dio apertura a la generación de los ochenta. Junto con Teresa del Conde y Raquel Tibol marcó una época dentro de la crítica mexicana”, afirmó.

 

A lo largo de su trayectoria obtuvo múltiples reconocimientos, como el Premio Nacional de Ciencias y Artes, la Orden al Mérito de la República Italiana y el Premio a la Crítica Joven México en la Cultura Paul Westheim.

 

Luis Rius, director de los museos Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, y Mural Diego Rivera, señaló que Manrique será rememorado con mucho cariño en el ámbito académico y por ser una persona integral. “Aportó conceptos fundamentales a la historia del arte. Era un especialista en el periodo prehispánico y hasta la Colonia y el México contemporáneo.

 

“Fue de los refundadores de la crítica de arte constante y periódica, donde deja una escuela muy importante. Se le recordará particularmente como un crítico de arte clásico y director distinguido del Munal y el MAM. Defendió la libertad de expresión y el patrimonio artístico mexicano y latinoamericano. Fue una figura muy reconocida también en Europa. Tuve la suerte de trabajar en muchos proyectos con él”.

 

El maestro se mantuvo activo hasta el último momento de su vida.

 

Descanse en paz, Maestro Jorge Alberto Manrique.

Autor/Redactor:Redacción Artes e Historia México
Editor: Manuel Zavala Alonso

 

 

 

Redes sociales