Especiales

Rafael Tovar y de Teresa, In Memoriam

 

2016-12-16

compartir en facebook  compartir en twitter
Rafael Tovar y de Teresa, <i>In Memoriam</i>

Foto: Rafael Tovar y de Teresa. Imagen: gob.mx

Esta semana que termina ha sido de tristes pérdidas para la comunidad artística y cultural en México. Una de ellas, como es bien sabido, es la lamentable partida de Rafael Tovar y de Teresa, el secretario de Cultura del Gobierno Federal. Aunque criticado por algunos, sin duda la gran mayoría de la comunidad artística, cultural y académica lamenta la ausencia de Rafael Tovar y de Teresa, y reconoce el legado que nos deja: un hombre de verdad culto y abierto, generoso, promotor incansable de la cultura y las artes, con una notable capacidad de resolver y enfrentar las dificultades, con aplomo y rectitud.

Rafael Tovar y de Teresa fue diplomático, abogado e historiador. Nacido el 6 de abril de 1954 en la Ciudad de México, era licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana, continuando sus estudios en la Universidad de la Sorbona y la Escuela de Ciencias Políticas en París.

En su carrera de más de 30 años como funcionario público ocupó la dirección general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y fue embajador de México en Italia del 2001 al 2007, además de contar con diversas publicaciones en el FCE, Alfaguara y Taurus.

Rafael Tovar y de Teresa fue presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en dos periodos: de 1992 a 1999 y del 2012 al 2015. Durante su gestión fundó el Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA), el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural en los Estados (PAICE), el Canal 22, el Centro Nacional para la Cultura y las Artes, entre muchos otros organismos y programas, además de definir las líneas y estrategias de la política cultural de los últimos 25 años.

El 21 de diciembre del 2015 fue nombrado secretario de Cultura por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien impulsó la transformación de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en una secretaría de Estado. (Vicente Gutiérrez, El Economista).

 

Diferentes personalidades de la vida cultural, política, académica y artística del país han publicado  textos acerca de Rafael Tovar y de Teresa; en todos ellos hay un reconocimiento, agradecimiento y un lamento por su partida. Algunas de las columnas destacadas que han aparecido a lo largo de esta semana son:

 

En La Jornada, Fernando del Paso, quien le dedica las siguientes palabras:

 

“Pocas personas ha habido en nuestro país con una cultura tan amplia y sólida que hayan dedicado gran parte de su vida a difundirla y al propósito de hacerla llegar a todas las capas de la población. Pocas, con tanto sentido del humor y de la proporción.”

 

Enrique Florescano señala en Nexos:

 

“Nos legó un tesoro institucional fuerte y exitoso, que ahora debe ser continuado, estructurado y perfeccionado. Detrás de esa gran herencia nos queda en la memoria la figura elegante, el tacto político, la gentileza del trato y la mixtura extraordinaria del hombre de cultura con el político práctico, forjador de instituciones de Estado. La mejor manera de honrar su memoria será cuidar y blindar el gran legado cultural que construyó.”

 

El escritor Héctor Orestes Aguilar, escribe en Nexos Rafael Tovar y de Teresa, una pulsión civilizatoria:

 

“Siempre recordaré al embajador Rafael Tovar y de Teresa como uno de los grandes impulsores de la cultura mexicana contemporánea. Ahora que escribo el prólogo a la edición de Herder de Noticias sobre México de Harry Graf Kessler (1868‑1937), me percato de que Tovar y de Teresa es el único gran parangón en occidente de aquél gran mecenas y gestor cultural alemán. El primer secretario de Cultura que tuvo México deja tras de sí la memoria de un formidable creador de instituciones, la de uno de los diplomáticos culturales con mayor oficio en la historia de nuestro país y la huella que sólo un hombre de su generosidad puede dejar en los recuerdos de todos quienes lo conocieron… Es indudable: hay un antes y un después de Rafael Tovar y de Teresa en la cultura mexicana.”

 

Por su parte, Eduardo Vázquez, secretario de Cultura del Gobierno de la Ciudad de México, en entrevista para Revista Proceso, se refiere a Rafael Tovar y de Teresa así:

 

“Toda la comunidad, de alguna o de otra forma, ha tenido que ver con sus políticas, ya sea a través del Fonca, de exposiciones, la promoción editorial, de la difusión de México en el extranjero. Se perdió al más grande promotor de cultura del país de los últimos 40 años en México.

 

Con la ciudad fue un amigo invaluable, estuvo presente en exposiciones, proyectos editoriales, programas de apoyo a las comunidades; tuvo una enorme sensibilidad ante las cosas que quizá eran lejanas a sus funciones, una de sus últimas presentaciones públicas fue en la inauguración del Faro (Fábrica de Artes y Oficios) Aragón, tenía una sensibilidad de la cultura como expresión social.” (Proceso)

 

María Cristina García Cepeda, directora del INBA, expresó que el Canal 22, el Centro Nacional de las Artes, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y “el diseño de la política cultural de los últimos 25 años se le debe a Rafael Tovar y de Teresa, quien dedicó su vida a construir lineamientos sólidos para los creadores, la difusión y promoción cultural y la protección del patrimonio…. Fue un hombre que amó la cultura y dedicó su vida con pasión para apoyarla y difundirla”.

 

Fernando Solana Olivares escribe Yendo a casa, en Milenio; Fernando de Ita, In Memoriam, en “La Digna Metáfora”; Jesús Silva-Herzog Márquez: “Tovar y el Estado cultural” en el Periódico Reforma; Elena Poniatowska escribe Rafael Tovar y de Teresa en las alas de la música en La Jornada, entre varios más.

 

El recuerdo y legado de Rafael Tovar y de Teresa quedará en la memoria histórica como una figura fundamental en la historia cultural y social de México, y deja un gran vacío en un momento crucial de la Secretaría de Cultura.

 

 

 

 

Autor/Redactor:Redacción Artes e Historia México
Editor: Manuel Zavala Alonso

 

 

 

Redes sociales