Especiales

Hacer el cuerpo. Colección Rogelio Cuéllar en el Museo José Luis Cuevas

 

2017-02-02

compartir en facebook  compartir en twitter
<i>Hacer el cuerpo. Colección Rogelio Cuéllar</i> en el Museo José Luis Cuevas

Foto: INBA

La exposición Hacer el cuerpo. Colección Rogelio Cuéllar consta de 71 obras, entre pintura, escultura en pequeño formato y grabado, dibujos y serigrafías, que forman parte de la colección del fotógrafo mexicano: “son mis querencias y mis admirados”, señaló Cuéllar. Cada obra de la colección está acompañada por una fotografía en blanco y negro que el propio Cuéllar ha tomado a los artistas; son, por lo tanto “…retratos de la interacción del cuerpo del artista con su obra y el fotógrafo con el fotografiado”. El conjunto de obra ha sido reunido a lo largo de cuarenta años, periodo en el que ha capturado a generaciones de artistas con quienes ha construido relaciones de amistad y que además, hoy son los principales exponentes de la plástica mexicana.

 

Curada por Rogelio Cuéllar (Ciudad de México, 1950), en colaboración con María Luisa Passarge y Jaime Moreno Villarreal, podrán apreciarse fotografías tomadas a Gilberto Aceves Navarro, Francisco Toledo, Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Gabriel Macotela, Arnaldo Coen y Gustavo Monroy, así como artistas extranjeros que han desarrollado su obra en México, como Roger von Gunter, Joy Laville, Vicente Rojo Alice Rahon, Phil Kelly. Entre las obras expuestas hay un dibujo a lápiz de Cordelia Urueta, realizado en 1936; la espontaneidad de Phil Kelly en contenedores de tubos de óleo, una prueba de autor de Leonora Carrington, un dibujo de Alice Rahon, entre otras.

 

Es primera vez que el Museo José Luis Cuevas expone parte de esta colección. De acuerdo con María Luisa Passarge, solo se presentará un 75 por ciento de 125 piezas en total, quien señaló: “El total del proyecto itinerará a otros espacios museísticos del país y quedará registrado en un catálogo”.

 

El tema predominante en la exposición es el cuerpo -leitmotiv de la muestra-, que ha sido interpretado y reflexionado por los artistas a lo largo de años, y tema que también ha sido una constante en el trabajo del propio Rogelio Cuéllar: “Esta es una constante en mi trabajo y en mi colección, por eso la exposición se llama Hacer el cuerpo, porque se pueden ver las interpretaciones y expresiones que cada artista le hace al cuerpo”. Realizada en colaboración con la Coordinación Nacional de Artes Visuales, la exposición “muestra la mirada del fotógrafo sobre los artistas, con los que ha establecido una relación de intercambio”, explicó Magdalena Zavala, titular de dicha dependencia del Instituto Nacional de Bellas Artes.

 

La exposición no sólo muestra las obras de la colección, sino también fotografías que Rogelio Cuéllar ha captado a lo largo del tiempo a los artistas en sus estudios, en sus espacios de trabajo, no en actitud de pose: esto tiene, además, un sentido muy didáctico porque permite observar a los creadores en relación a sus propias obras, en su universo creativo. El fotógrafo señaló que: “Es un universo muy lúdico el que se descubre en sus estudios. Puedo ver desde la tela en blanco, hasta el cuadro, el dibujo o la escultura terminada. En el caso de Sebastián, he estado con él desde el primer trazo del dibujo, pasando por el corte del acero y el montaje”.“Cuando saco fotografías me interesa captar la mirada y las manos, porque son muy expresivas. Por eso me gusta fotografiarlos durante su trabajo. Con Rufino Tamayo trabajaba de ocho a ocho, por ejemplo.”

 

Una de las características de la trayectoria de Cuéllar es que hace un seguimiento de los creadores de las distintas áreas artísticas y detrás de cada foto que se muestra en la exposición hay por lo menos otras cien, lo que enriquece más el diálogo entre las obras plásticas y el trabajo fotográfico. En el caso de Francisco Toledo, por ejemplo, Cuéllar relató que tardó más de veinte años en sacarle una buena fotografía y en esta exposición se podrá apreciar una de las primeras que le tomó en su estudio, cerca de 1983. “Él estaba muy reacio a la cámara, no quería que le hiciera fotos y, sin embargo, hay algunas”.

 

Para Cuéllar, la veta de coleccionista, que al mismo tiempo marcó su trabajo fotográfico, nació al hojear el libro Nueve pintores mexicanos, de Juan García Ponce; con diseño de Vicente Rojo y fotografía “de mi admirado” Héctor García. “Fue un parte aguas. Dije, quiero conocerlos y coleccionarlos”. A partir de entonces, inició el trabajo sobre sus “admirados, los de la generación de la Ruptura”. Más tarde fotografió a la generación posterior, “la generación sándwich y la de mis contemporáneos, que hoy conforman el grueso de mi colección, quienes nacimos a la mitad del siglo pasado: Macotela, Monroy, los Castro Leñero e Irma Palacios”. La colección de obra plástica del fotógrafo se fue conformando a través del sistema de intercambio: una foto por una obra, y el resultado es un abanico de técnicas y lenguajes que dan cuenta de la historia de las artes plásticas del México del siglo XX, desde la Ruptura hasta los Grupos y la generación de los años 50, a la que pertenece el propio fotógrafo.Este recorrido permite apreciar también el desarrollo que han tenido los artistas a lo largo de los años, las variaciones técnicas, trazos, etc. “Entre los grandes maestros también están Gilberto Aceves Navarro, Roger von Gunten y Rufino Tamayo. También me aboqué a trabajar con otras generaciones como la de Luis Nishizawa, Adolfo Mexiac y Cordelia Urueta”, todos ellos presentes en la muestra.

 

“Las piezas salen de mi colección, un archivo vivo y bien clasificado que es importante que se muestre y se lleve a diferentes partes de México. Creo que para un coleccionista es muy importante compartir esta pasión, que de alguna manera u otra, va de la mano con mi proceso creativo como fotógrafo.”

 

Para María Luisa Passarge, curadora de la muestra junto a Jaime Moreno Villarreal, Hacer el cuerpo es un proyecto que destaca la pasión del coleccionista. “Esta es una colección muy especial, porque está hecha con base en la pasión, con mucho sentimiento. Es, al mismo tiempo, resultado del trabajo de fotógrafo, porque, al retratarlos, el maestro Cuéllar se involucra realmente con sus fotografiados y hay, finalmente, un intercambio de obra”.

 

Magdalena Zavala, coordinadora nacional de artes visuales del INBA, señaló por su parte que Rogelio Cuéllar es uno de nuestros grandes fotógrafos, que lleva más de cuarenta años capturando imágenes de artistas, documentando sus procesos creativos, y explico que “la intención de la exposición es mostrar una mirada diferente de su colección en la que se ve la figura de los artistas a través de sus retratos. Es una muestra con la que podemos atestiguar el desarrollo de las artes plásticas mexicanas, a través de la mirada y la colección de un fotógrafo inteligente y creativo”.

 

Rogelio Cuéllar nació en la Ciudad de México en 1950. Se inició como fotógrafo en 1967. Los últimos 30 años su interés ha abarcado básicamente el retrato de creadores contemporáneos de México y algunos países en las disciplinas de literatura, artes plásticas, teatro y música. Actualmente ha integrado un acervo de negativos correspondientes a más de mil personajes nacidos entre 1900 y 1980.

 

Trabaja la fotografía de autor en la que destaca la atención en el paisaje humano, ya sea en atmósferas urbanas o rurales en los diferentes estados de la República Mexicana. Para esta temática se nutre de los constantes viajes que realiza a los estados. Otro de sus temas es el desnudo fotográfico, tanto masculino como femenino, que desarrolla en estudio y en exteriores con luz natural. De esta vertiente de su quehacer se han expuesto cerca de 300 fotografías en diferentes exposiciones individuales y colectivas en México y en diversas ciudades del mundo.

 

Realiza sobre todo la fotografía en blanco y negro controlando todas las fases del proceso en forma personal. Estos ámbitos de su interés los desarrolla en forma cotidiana, haciendo tomas fotográficas, trabajo de revelado, clasificación, edición, amplificado e impresión en técnicas de laboratorio en cuarto oscuro. Esto lo caracteriza como un fotógrafo tradicional, sello que vuelve singular su ejercicio profesional.

 

La muestra Hacer el cuerpoColección Rogelio Cuéllar estará abierta al público hasta el 19 de marzo, en el Museo José Luis Cuevas. 

 

 

 

 

 

Autor/Redactor:Daniela Cuéllar
Editor: Manuel Zavala Alonso

Hacer el cuerpo. Colección Rogelio Cuéllar

 

 

 

 

 

Redes sociales