Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

Wikipedia ¿responsabilidad social?
Escrito por Manuel Zavala Alonso

El mes pasado la célebre enciclopedia en línea Wikipedia cumplió sus primeros diez años. Su creador Jimmy Wales la describe con toda precisión, en su sección para buscar donaciones:

alt

 

“Muchos me miraron extrañados hace diez años cuando comencé a hablarle a la gente sobre Wikipedia.

Digamos que algunos hombres de negocios estaban dudosos sobre la idea de que voluntarios de todo el mundo pudieran unirse para crear un compendio importante del conocimiento humano: todo por el sencillo propósito de compartir.

 

Sin anuncios. Sin ánimo de lucro. Sin intenciones o intereses ocultos.

 

Una década después de su fundación, más de 380 millones de personas utilizan Wikipedia cada mes: casi un tercio del mundo con acceso a Internet.

 

Es el quinto sitio web más popular del mundo. Los otros cuatro han sido creados y mantenidos con miles de millones de dólares en inversión, numerosos empleados en plantilla y marketing incesante.

 

Pero Wikipedia no tiene nada que ver con un sitio web comercial. Es una creación comunitaria, escrita por voluntarios mediante aportaciones sucesivas. Tú eres parte de nuestra comunidad. Y hoy estoy escribiendo para pedirte que protejas y sostengas Wikipedia.

 

Juntos, podemos mantenerla libre de costes y de publicidad. Podemos mantenerla abierta, para que puedas usar la información en Wikipedia de la forma que quieras. Podemos mantenerla en crecimiento, propagando el conocimiento a todas partes, e invitando a la participación de todos.

 

Cada año por estas fechas, te tendemos la mano para pedirte a ti, y a toda la comunidad de Wikipedia ayuda para mantener nuestra iniciativa conjunta con una modesta donación de 10, 20, 50 dólares o más.

 

Si valoras a Wikipedia como fuente de información —y de inspiración—, confío en que actuarás en consecuencia”.

 

En este exhorto que hace Wales a la comunidad de internet se traslucen las intenciones fundamentales del proyecto Wikipedia: horizontalidad de la información, contenido libre, casi abolición de facto de los derechos de autor, no lucrar con el conocimiento y responsabilidad social de toda la comunidad global para construir la gran enciclopedia mundial.

 

En la propia Wikipedia aparece senda explicación de esos conceptos:

http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:La_enciclopedia_libre

 

Hoy, en número de lectores, Wikipedia ha rebasado por mucho a las venerables y ya acartonadas enciclopedias Británica, Hispánica, Salvat, Larousse, Espasa, Brockhaus, Soviética y otras más. El contenido de Wikipedia se va expandiendo de manera exponencial, al igual que los contrastes de opinión sobre el mismo. Muchos son sus usuarios y admiradores, pero también hay numerosos detractores.

 

Hasta hoy, internet ha sido la única herramienta que pudo propiciar la horizontalidad de la información –la TV siempre ha conservado la estructura vertical de control. Información y conocimiento siempre habían estado sometidos a las estructuras de los aparatos de poder, llámense academia, gobiernos, editoriales o medios de comunicación. La publicación de información relevante para ser incluida en una enciclopedia, era materia de eruditos académicos en sus torres de marfil avalados por las grandes empresas editoriales o por las universidades todopoderosas. Que un individuo sin las credenciales de maestrías y doctorados pudiera aportar conocimientos sobre un tema era impensable en la edición de un compendio enciclopédico. Los grupos de poder, sumados a las estructuras de revisión de información por comités de pares, sistemas de aparatos críticos y metodologías acartonadas son los que regían –y lo siguen haciendo– en la conformación de las enciclopedias en papel.

 

Asumir el riesgo de que cualquier individuo de esta aldea global pudiese aportar conocimientos para la conformación de una enciclopedia, parecía descabellado. Después de diez años de operación y consultada por más de 380 millones de personas al mes a la fecha, Wikipedia va demostrando que haber corrido ese riesgo era lo único que liberaría de todo cartabón académico a una enciclopedia, hasta perfilarse como un proyecto no terminal, en constante crecimiento y autocorrección.

  

alt

Jimmy Wales, fundador de Wikipedia

 

Sin embargo, ese riesgo de trabajar bajo la premisa de contenido libre ha traído como consecuencia natural la descalificación sumaria por parte del universo académico. Hoy, de forma automática y casi por considerarse una posición políticamente correcta dentro del mundo de la academia, la mayoría de los investigadores descalifican casi por completo este esfuerzo de la humanidad, que además, no persigue fines de lucro, sino la difusión del conocimiento.

 

El principio de contenido libre parte de la premisa de que puede ser “consultado, usado y modificado” por parte de cualquier individuo. Este principio rige a nivel global en materia de software. Son conocidas las plataformas Joomla, Moodle o Linux –entre muchas otras– que a diario son modificadas y perfeccionadas por miles de ingenieros en todo el planeta; de igual manera opera Wikipedia. Su contenido libre puede, debe y tiene que ser modificado o ampliado por todos, de tal suerte que esté en un perfeccionamiento constante.

 

Fenómeno particular es el que causa Wikipedia en algunos maestros que se indignan porque sus alumnos consultan y copian de internet sus tareas y exámenes. Los educadores cambian con datos erróneos la información para que sus pupilos evidencien que han sacado la información de la citada enciclopedia, dejando los datos equivocados como pequeña venganza hacia el alumno. Eso es un acto de irresponsabilidad inconmensurable, ya que no sólo afectan a los que asisten a sus clases sino a todos los usuarios de Wikipedia.

 

Por último, aquellos que son críticos acérrimos de Wikipedia porque encuentran fallas en el conocimiento de tal o cual concepto, deberían ser los que en ese momento corrijan lo corregible y amplíen la información. Wikipedia es una cuestión de responsabilidad social de todos.

  

Manuel Zavala y Alonso

12 de febrero de 2011



Lo último en Marquesado de la Obsidiana

 

Fernando Gómez, la mirada en travesía
Un incendio en Navidad (cuento)
The Social Network, ¿los límites entre lo público y lo privado?
Julian Assange, ¿primer héroe del siglo XXI?
Biutiful de Alejandro González Iñárritu, ¿cine global?

 

 

 

Redes sociales