Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Jueves, 04 de agosto de 2016

Ciberpunk en Cool 43
Escrito por Ernesto Zavala

El mainstream sale a tu encuentro,

pero al underground tienes que ir tú

Frank Zappa

 

Cool 43 es un espacio incógnito, ecléctico, que nos abre la puerta a la cuestión de si existe o nounderground en el arte actualmente en México. Desde hace 16 años, su director Arturo Angulo y el museógrafo Alejandro Matzumoto, sentaron las bases para el actual proyecto que tiene un año aproximadamente, al que desde entonces, se integró el curador Jorge Osorio, dando inicio formalmente a Cool 43. Es un espacio independiente, fuera del circuito de galerías y con apertura a recibir cualquier propuesta “posible” de exponer, características que son comunes a numerosos de los espacios actualmente; sin embargo,  el oxímoron entre permanecer fuera del mainstream y la tendencia actual deemergencia de los espacios, da a Cool 43 una voz propia que conecta con la escena del arte de los 90´s, tiempo en la que la idea del underground floreció sobre las tumbas en la escena artística.

 

Veamos un par de ejemplos sobre aquella época en México con dos espacios artísticos emblemáticos. Arturo Angulo fue parte del Colectivo SEMEFO, cuyo performance inaugural, Viento Negro, se llevó a cabo el 1 de abril de 1990 en La Quiñonera. Más tarde, en 1991, SEMEFO, con el performance Paredóny en colaboración con el Centro de Capacitación Cinematográfica, formó parte de la “Toma del Rule”, organizada por el Salón dès Aztecas. Dicho edificio está en Eje Central 6 junto a la Torre Latinoamericana y su remodelación será concluida este año para albergar un centro cultural. Habiendo formado parte de la vanguardia de los 90´s, actualmente la postura del director de Cool 43 es pesimista sobre la continuidad de aquellos proyectos e incluso evasiva sobre “seguir hablando de underground”, si bien éste resulta parte clave de su exposición actual “Dorian Grey, Retratos y Autorretratos” (Sic). 

 

La exposición, que concluirá a finales de julio, es un debate sobre la identidad. Las obras están planteadas desde la altura de 125 cms. como “un divertimento museográfico” para Alejandro Matzumoto. Es una colectiva de artistas, vivos en su mayoría y muchos de ellos emergentes, con un tono excéntrico al estar incluida una pieza de Pablo Picasso. El título de la exposición ofrece una lectura decadentista, crítica no sólo de la subjetividad, sino de la pintura, y la permanencia de ambas. Las obras plantean la muerte y transformación como diferentes caras de una representación cambiante e imprevisible. La corrupción se integra como parte necesaria a la observación de una obra que estaría en descomposición permanente y de la cual sólo tenemos instantes.

 

Una de las piezas es particularmente elocuente al respecto. Se trata del óleo Rottenes (40x40 cms) del pintor Infrarrealista Ivan Villaseñor, incluido en la edición XVI de la Bienal Tamayo 2014.  En él, se observa el retrato de un Punk en un marco dorado que parece consciente de estar enjaulado por el oropel que lo delimita. El tema sobre la actualidad del underground está planteado de un modo literal en esta obra que expone una canonización de la rebeldía y su inclusión en el mercado. La cabeza al rape deja sólo ver medio rostro en un perfil melancólico; sin embargo, es también “una pose”, la luz del fondo sugiere el flash de una fotografía. Podríamos estar observando también una sesión de alguna campaña publicitaria de jeans, o un concierto desde atrás del escenario. El marco dorado podría, después de todo, no ser su jaula. Este personaje underground podría simplemente ser, en palabras de Ivan Villaseñor, “Amo y señor de esta frustrada dimensión”. 

 

En agosto, Cool 43 inaugurará una exposición de Neográfica. Una exploración de la reproducción de la imagen fuera de las formas tradicionales de la gráfica. Será una muestra en la que lo emergente jugará un papel determinante, puesto que las nuevas tecnologías plantean una reconsideración sobre qué es el arte. Arte emergente es una denominación controversial, pero sin lugar a dudas, la revolución tecnológica que la acompaña tiene importantes consecuencias. La exposición podría mostrar una estética Ciberpunk, una forma alternativa de redefinir el underground. Para cerrar el año se considera presentar una exposición de surrealismo con una pieza de Salvador Dalí de una colección privada que no ha sido aún expuesta públicamente.

 

Cool 43 tiene una estética corrosiva, heredera del arte forense. Es una morgue que recobra el sentido originario del término que denominaba “un lugar para observar”, incorporado al sistema carcelario parareconocer a los presos y luego empleado para observar a los muertos. Se imparten las lecciones de anatomía de lo contemporáneo, se disecciona la Muerte de Dios, la del Arte, la del Autor. Es como reformularse la pregunta inicial ¿Existe o no inframundo en México? Su propio número ya es un designio escalofriante.

 

Ernesto Zavala

Julio CDMX



Lo último en Salidas de Emergencia

 

Espíritus del Superflat
Anatomía Abstracta
Das Auto
Carta Editorial
Arte Contra Natura

 

 

 

Redes sociales