Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Martes, 24 de octubre de 2017

Los hermanos Chávez Morado en Sunnylands
Escrito por Bettina Cetto

Rodeada por casi 81 ha de espectaculares jardines y lagos, existe una casa de invierno de inspiración maya y frente a ella, una fuente. No cualquier fuente pues bajo el agua que se desliza sobre las paredes de la columna de bronce que la forma, se descubre un relieve que narra la historia de México desde la antigüedad hasta el siglo XX. Esta columna es de la autoría de los hermanos José y Tomás Chávez Morado.

 

                                                                                         

 

 

La existencia en el sur de California de una fuente idéntica a la del Museo Nacional de Antropología pero a mitad de escala, que causa bastante sorpresa a una visitante mexicana, obedece a que el matrimonio de filántropos Walter y Leonore Annenberg durante un viaje que realizaron en 1967 a la Ciudad de México, se enamoraron de la escultura del Museo. Así que, mediando los buenos oficios de Pedro Ramírez Vázquez, comisionaron a los hermanos Chávez Morado la misma obra a escala para su casa de Rancho Mirage, en los linderos de Palm Springs.

 

                                                                                         

 

 

Que a los arquitectos A. Quincy Jones y William Haines les gustara la idea de incorporar esta columna narrativa en Sunnylands no tiene nada de extraño y refleja una tendencia que por cierto venía ocurriendo en México, donde los arquitectos modernos procuraban obras contemporáneas de inspiración mesoamericana para complementar sus edificaciones.

 

                                                                                         

 

                                                                                         

 

 

En el mismo predio, no muy distante de la casa, existe una edificación que le es afín arquitectónicamente. Alberga una galería donde se exhibe, desde el 14 de septiembre de 2017 y hasta el 3 de junio de 2018, la muestra “Narración Tallada: Los Hermanos Chávez Morado”. Es la primera exhibición en los Estados Unidos que reúne a los hermanos. Para ello, claro, fue preciso no sólo un serio trabajo de investigación sino también localizar en México y organizar el préstamo de estas magníficas piezas. Llegaron de su natal Guanajuato, donde la familia y el Museo que se ubica en Silao, al parecer se sumaron de manera entusiasta y generosa al éxito de esta iniciativa.

 

 

                                                                                                                      

 

 

La muestra está integrada por 16 obras de caballete, autoría del maestro José, y 21 esculturas del maestro Tomás Chávez Morado, quienes a menudo colaboraron de manera informal pero también produjeron varias obras en conjunto. Un ejemplo de su colaboración es precisamente la columna de bronce, diseño del muralista realizado por el escultor.

 

                                                                                                                           

 

 

Las piezas en la galería son impactantes. Trasladan al espectador al México rural, marcado por la Revolución Mexicana, a las raíces indígenas. También hay una crítica abierta, propia del muralismo mexicano, al papel de la iglesia católica.

 

 

                                                                                                              

 

                                                                                                              

 

                                                                                                              

 

 

Creo, sin temor a equivocarme, que los citadinos conocemos demasiado poco la obra del escultor. Tenemos la tendencia de vincular el connotado apellido  Chávez Morado al muralista. En esta exposición, la curaduría se encarga de que apreciemos el trabajo individual de ambos maestros hermanado en su temática, y dispuesto audazmente con colores intensos en las paredes y en las bases donde se asientan las esculturas.

 

 

                                                                                                                          

 

 

La muestra forma parte de Pacific Standard Time: LA/LA, una exploración amplia y ambiciosa de las artes latinas y latinoamericanas en diálogo con Los Ángeles, que inició desde septiembre de 2017 y en la que se presentan más de 70 exposiciones en el Sur de California.

 

 

                                                                                                                    

 

 

Esta iniciativa es un agasajo; sin embargo, no en todos los casos han procurado complementarnos las visitas con un catálogo. En “Narración Tallada: Los hermanos Chávez Morado”, el pulido catálogo de 80 páginas —publicado tanto en inglés como en español— escrito por la directora de colecciones y exhibiciones de Sunnylands, Anne Rowe, da cuenta de los pormenores y es una joya que una se lleva de regreso a casa para seguir saboreando la experiencia vivida.

 

 

                                                                                                                     

                                              

Bettina Cetto, Coyoacán, 22 de octubre de 2017

_________

Crédito de fotos:

Las mejores imágenes que aquí comparto y que fácilmente destacan, son de la autoría de Ken Hayden y Mark Davidson. Cortesía de  la Fundación Annenberg de Sunnylands.



Lo último en Entre el mar y Coyoacán

 

El derecho a la arquitectura
El legado de Ida
La expo de Jill Magid, ¿un montaje?
Edificaciones en un paisaje volcánico de México
100 años de arquitectura y diseño en Alemania: Deutscher Werkbund 1907-2007

 

 

 

Redes sociales