Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Lunes, 13 de febrero de 2017

La colección pictórica del fotógrafo Rogelio Cuéllar en el Museo Cuevas
Escrito por Dominique Legrand-Hubert

Se inauguró este 2 de febrero en el Museo Cuevas del Centro Histórico de la Ciudad de México una muestra de la colección de obras artísticas del fotógrafo Rogelio Cuéllar bajo el título: Hacer el cuerpo. En esta se encuentran 71 piezas de diferentes artistas reunidos por Cuéllar a lo largo de unos cuarenta años de amistad y trabajo con creadores plásticos.

 

El fotógrafo nació en 1950, y a los dieciocho años, es decir en un tiempo de muchos recuerdos, ya reportaba manifestaciones culturales, como el festival de Avándaro, y a los 19 años trabajaba en Difusión Cultural de la UNAM, lo que fue según él su parteaguas. Para su primera exposición en 1970, Ricardo Garibay le escribió el texto de presentación. Dice Cuéllar:

 

"-En aquel entonces yo traté de entrar en los grandes periódicos y no lo logré, lo que resultó ser muy bueno, porque me permitió ser freelance".

 

Ganó el Premio Nacional de Periodismo a los 23 años por un reportaje gráfico sobre los porros en la rectoría de la UNAM. Sus fuentes de inspiración y de admiración fueron los Álvarez Bravo, Katy Horna, Nacho López y Héctor García, y también Edward Weston, Tina Modotti  y Berniz Kolko. No escoge entre foto de autor y periodismo, se define simplemente como un fotógrafo.

 

Su notoriedad le permitió acercarse a Édouard Boubat , al gran escritor francés Michel Tournier y a Lucien Clergue que lo impresionó para su trabajo con el desnudo.

 

Sigue: "No nací como los hongos, tengo muchas influencias, naturalmente. Por mi parte, trato de compartir lo que sé a través de talleres, ahora en el marco del Sistema Nacional De Creadores, del que soy becario".

 

Sobre la actual exposición, nos confía que es coleccionista desde niño: todavía tiene los cromos de artistas clásicos de los Cerillos de la Central, que pegaba en un librito a los ocho años, así como estampas de los lugares del mundo en un cuaderno.  

 

"-La foto me ha permitido conocer y fotografiar a los admirados pintores y escritores. Todos para mí han sido encuentros con ellos y con sus obras, porque si voy a fotografiar a un escritor, necesito saber lo que ha escrito, haberlo leído. Fue así como me tocó hacer muchas contraportadas de libros.

 

María Luisa Passarge, directora de La Cabra ediciones que editó mi libro El  rostro, de La Letras, me propuso que  hiciéramos con Jaime Moreno Villarreal una curaduría de mi colección. Yo tengo unas 500 piezas. Seleccionaron 125 referentes al cuerpo humano. Esta propuesta original no cupo en el Museo Cuevas, por la cual se escogieron 71 piezas y la colección completa se verá en 2018 en la sala El Cubo del Centro Cultural Tijuana. Mientras, después de marzo de este año, queremos moverla por toda la república  mexicana, con apoyo del INBA y de la Secretaría de Cultura Federal".

 

Para terminar, nos habla de tres autores de su predilección con los cuales tiene una estrecha relación creativa: Gilberto Aceves Navarro, Gabriel Macotela y Francisco Toledo, cuyos cuadros vemos aquí:

 

-" El autorretrato número 6 es una de las piezas claves. Es de1980. Es un cuadro de una paleta de color fría, de tonos secos. Dice Gilberto que lo pintó cuando estaba enamorado y triste por no ser correspondido.

 

La obra Mujer Cerradura Laberinto (1983) de Gabriel Macotela, representa lo que he vivido con Gabriel en los últimos treinta y cinco años, con colores hermosos y una energía muy fuerte. Maneja con destreza los tres conceptos mujer, cerradura y laberinto en este lienzo.

 

En cuanto a las acuarelas de Toledo, son lúdicas, eróticas, con la pareja rodeada de penes. El erotismo en la mirada de Toledo es muy provocador. No falta el elemento animal ya que con la pareja está integrado un sapo".

 

Para todo coleccionista exponer la colección es como cerrar el círculo, con la posibilidad de compartir con el público mi pasión y lo que yo sentí.

 

Los curadores propusieron que las obras fueran acompañadas con una foto en formato pequeño de cada uno de los artistas expuestos, para unir la obra y la figura de quien la ejecuta. Estas fotos transmiten la emoción de fotografiar al autor y la obra. En resumen, es para evidenciar mi relación con los autores que voy formando el cuerpo de ellos, entre lo que hacen y lo que son. Por eso la exposición se llama Hacer el cuerpo".

 


La colección pictórica del fotógrafo Rogelio Cuéllar en el Museo Cuevas

 

 


Lo último en Vivencias desde el D.F. y otros lugares

 

Exposición de Jesús Reyes Cordero en la Galería Machado Arte Espacio en la Ciudad de México
Exposición colectiva el sábado 20 de mayo en el Restaurane Chirunda de la Colonia Roma
Ludum Geometriam. Exposición de Emilio Sola en la Galería Málaga
Exposición de Laura Quintanilla en el Museo Cuevas: retro prospectiva
Exposición de Gabriel Macotela en la Galería Machado Arte Espacio: RECUERDOS DEL MAR

 

 

 

Redes sociales