Artista 05,2017

(Mayo 2017)

Magali Lara


1956-00-00

 

Fecha: 2017-05-01

compartir en facebook  compartir en twitter




 

Magali Lara ha desarrollado una trayectoria artística extraordinariamente productiva y consistente; es autora de una rica y variada obra que incluye gráfica, dibujo, pintura, estampa, textil, libros de artista. Actualmente preparando dos exposiciones retrospectivas, se ha sumergido en un proceso que la lleva a revisar su primera etapa creativa, correspondiente a mediados de los años setenta, en la que realizaba libretas. Se detiene para reflexionar acerca de su producción, a la vez que sigue explorando y trabajando temas que siempre han estado presentes, y que ahora, desde perspectivas diferentes, adoptan distintas formas.

 

Magali Lara forma parte de una generación que cuestionó con vehemencia las formas de producción del arte, que indagó y experimentó con nuevos medios, soportes y lenguajes, combinando técnicas y rompiendo con los límites -tradicionales entonces- del arte en México.

 

Desde sus inicios, Magali Lara ha abordado el tema de género, en un sentido muy amplio para, con paciencia y sabiduría, encontrar un lenguaje propio. Pionera y parte de un grupo generacional conformado por artistas y escritoras que se rebeló frente al valor adjudicado a la mujer en el sentido social, cotidiano, afectivo y corporal, la artista ha desarrollado desde distintos medios y técnicas, preocupaciones concretas que marcaron a una generación, como la vida doméstica, la maternidad, su propia relación con el cuerpo y la sexualidad, cuestionando la imposición que determina cómo debe sentir una mujer.

 

Para la artista, el cuerpo como sujeto temático siempre ha estado presente, en distintas etapas y procesos de cambios, y no sólo desde el punto de vista de la vivencia de la sexualidad, sino como un paisaje en el que se reflejan y suceden otras experiencias afectivas. Aunque no ha sido representado por la artista de forma explícita, el cuerpo está presente tanto en la ejecución de la pintura como en un tipo de dibujo expresivo, a partir de una vivencia más bien introspectiva, íntima y personal.

 

Magali Lara ha desarrollado generosamente el color y la línea: en dibujo y el trazo, componente que ha variado a medida que profundiza más sobre determinados temas y que paulatinamente adquieren otra mirada y lecturas.

 

El desarrollo de la línea desde el punto de vista gráfico también guarda una relación directa con la escritura y la literatura. En mucha de su obra destaca como una conjunción entre pintura y literatura, lo que proviene de su interés en la narrativa y su participación en los colectivos con el grupo Marco, cuyos integrantes compartían el mismo interés por la poesía visual urbana, y que a mediados de los años setenta realizó un trabajo urbano conceptual, que dio como resultado los poemas efímeros en las calles, muros y banquetas, trabajando la palabra plástica, en la que ésta o la composición de una frase se relacionada directamente con la imagen en un contexto urbano; es decir, producir un poema de la misma ciudad.

 

En sus obras tempranas parte de una figuración muy libre, expresiva y dinámica, en las que predominan líneas a veces muy agudas sobre fondos de colores intensos y contrastados, como una afirmación de un universo femenino desde lo más profundo y siempre estableciendo un paralelo con la naturaleza. Entonces, el paisaje se vuelve una excusa para hacer referencia a uno mismo; el paisaje como una metáfora entre el adentro y el afuera, como un espejo.

 

Paulatinamente va explorando otras formas en un tránsito introspectivo que deriva en la abstracción. Destacan formas circulares que se alejan y se encuentran, en composiciones en donde los elementos parecen aflorar con libertad en universos complejos. Recurre a la forma geométrica, libre y suelta, a partir del círculo, para recuperar ciertos temas y abordar otros; primero, en cuadros más gestuales y, más recientemente, pausada y reflexiva, en formas delineadas que mantienen una relación entre fondo y forma, que coincide con su percepción de viaje interior y la relación con un mundo contradictorio y cambiante.

 

Más recientemente se ha enfocado en explorar una suerte de cambios profundos en la humanidad pero también en ella misma. Vuelve a formas más orgánicas, en una especie de conjunción entre astros y plantas, que remiten a la idea de lo micro y lo macro. La forma circular recupera el sentido de la retrospectiva a la vez que encarna preocupaciones de antes: lo doméstico, el sentido de colectividad, el retorno a la esencia de uno mismo.

 

Magali Lara nació en la Ciudad de México, en 1956. Estudió Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, San Carlos de 1976 a 1980. En 2011 obtuvo la Maestría en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

 

Algunas de sus exposiciones individuales más importantes han sido Tijeras, en San Carlos, en 1977; Glaciares, en el Visual Arts Center de Austin, Texas, en el año 2010; Titubeos, en la Galería de Arte Mexicano, en 2011; Animaciones: Magali Lara, en el Museo Amparo de Puebla, en 2012, y más recientemente, en 2014, BATIENTE 0.5, en la Casa del Lago.

 

Lara también ha colaborado en proyectos colectivos como La era de la discrepancia: arte y cultura visual de México 1968-1997, que tuvo lugar en el Museo Universitario de Ciencias y Artes (MUCA), en 2007; así como Un posible día, en colaboración con Javier Torres Maldonado, en La Muse en Circuit, Centre National de Création Musicale de París, en el año 2011, entre otros.

 

Además, participó en la V Bienal Iberoamericana de Arte, en 1986; en la Tercera Bienal de Monterrey, en 1996, y en la V Bienal de estandartes, en Tijuana, Baja California, en el año 2008.

 

Ha sido beneficiaria del Sistema Nacional de Creadores del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes desde 1994 a la fecha, y obtuvo el Premio Libro de Artista con el libro Que hurte en ti lo que me pertenece, en el marco de la Feria Internacional de Libro de Artista, LÍA.

 

Su obra se encuentra albergada en diversos museos y galerías, tales como el Museo de Arte Carrillo Gil, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Banco Nacional de México, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo y la Galería de Arte Mexicano.

 

En los últimos años ha colaborado en proyectos sobre dibujo, gráfica digital, cerámica y animación. Además, le interesan las distintas maneras en que el pensamiento gráfico contemporáneo puede aparecer en diversos soportes, trabajado con materiales diferentes.

 

Actualmente colabora en proyectos editoriales con Ediciones Acapulco y es consejera de la Casa del Lago, perteneciente a la UNAM.

 

Vive y trabaja en Cuernavaca, Morelos.

 

www.magalilara.com.mx

 

 

Autor/Redactor: Daniela Cuéllar
Editor: Manuel Zavala Alonso

Magali Lara. Intimidad del Jardín

 

 

Estudio

 

 

 

Escribir dibujar

Titubeos

Afonías

Pero no me lo digas

Grabado

Los ojos no

Satori

El Café

La bas

Glaciares

Allá

El azar y la fe

 

 

Redes sociales